diciembre 2, 2018

Lesiones por mordedura de cordón eléctrico en perros

Electrocución en Perros

Aunque por lo general nunca pensamos en nuestros aparatos, pueden ser muy peligrosos para los perros jóvenes juguetones e inquisitivos. La electrocución por masticar un cable eléctrico es el tipo más común de lesión eléctrica para las mascotas. Estos tipos de lesiones pueden resultar en quemaduras en las áreas circundantes (por ejemplo, la boca, el cabello), o porque la corriente altera la conducción eléctrica en el corazón, los músculos y otros tejidos. Las posibles complicaciones de las lesiones por mordeduras de cordón eléctrico son la acumulación de líquido en los pulmones (edema pulmonar) y la presión arterial alta en las arterias cercanas a los pulmones (hipertensión pulmonar). Además, ha habido reportes de animales que desarrollaron cataratas – una anormalidad ocular – después de tales lesiones.

Síntomas y tipos

El signo más obvio de una lesión eléctrica son las quemaduras en o alrededor de la boca de su perro. Si los bigotes o el pelo que rodea la boca están chamuscados, esto puede ser un indicio de que su perro se ha quemado en algún momento. La mayoría de los síntomas graves están relacionados con la respiración de su perro, siendo la falta de aliento la más común. Los indicadores no respiratorios son la frecuencia cardíaca rápida (taquicardia), temblores musculares, convulsiones y colapso físico:

  • Tos
  • Respiración anormalmente rápida (taquipnea)
  • Necesidad de estar erguido para respirar adecuadamente (ortopnea)
  • Ruidos crepitantes en los pulmones (estertores)
  • Dificultad para respirar (disnea)
  • Piel de tonalidad azulada (cianosis)

Causas

La mayoría de las lesiones de este tipo se observan en animales menores de dos años. Ya sea por la dentición, por la necesidad de masticar a medida que crecen los nuevos dientes o porque tu cachorro tiene una tendencia natural a masticar cosas, es durante estos años cuando es más probable que se produzcan lesiones por morder un cordón eléctrico.

Diagnóstico

Su veterinario le realizará un examen físico completo a su perro, teniendo en cuenta los antecedentes de los síntomas y los posibles incidentes que puedan haber precipitado esta condición.

Los síntomas mencionados anteriormente pueden deberse a una lesión en el cordón eléctrico, pero también existen otras posibilidades. Los problemas en el corazón, como una frecuencia cardíaca irregular, podrían deberse a una enfermedad cardíaca existente. El registro de electrocardiograma (ECG) se puede utilizar para examinar las corrientes eléctricas en los músculos cardíacos y puede revelar cualquier anomalía en la conducción eléctrica cardíaca (que subyace a la capacidad del corazón para contraerse/latir). Esto le permitirá a su veterinario confirmar o descartar enfermedades del corazón. También se pueden presentar problemas cardíacos si su perro ha ingerido veneno para roedores. El veneno utilizado para matar roedores contiene anticoagulantes que bloquean la producción de vitamina K, necesaria para que los agentes coagulantes que se encuentran en la sangre funcionen normalmente. Esta posibilidad puede ser descartada a través de pruebas de coagulación sanguínea.

Generalmente, en las lesiones con el cordón eléctrico, los pulmones se llenan de un líquido espumoso de color rosa. A menudo hay heridas bronceadas o grises en la boca y áreas con manchas rojas dentro del revestimiento del corazón.

Tratamiento

Si usted es testigo de la electrocución, asegúrese de apagar la electricidad antes de mover a su perro. Si su perro ha perdido el conocimiento, limpie sus vías respiratorias lo mejor que pueda y, si es necesario, proporcione asistencia respiratoria u oxígeno.

Si su perro sufre una disminución del suministro de sangre o plaquetas, deberá ser tratado por vía intravenosa con líquidos especiales (cristaloides o coloides). El líquido en los pulmones se puede tratar con diuréticos (furosemida). También puede ser necesaria la terapia para el ritmo cardíaco irregular. Su médico le realizará varias pruebas antes de dejar salir a su perro para que lo cuide en casa. Normalmente, se puede prestar suficiente atención médica en el plazo de un día, pero puede tardar más tiempo si se presentan complicaciones. En el caso de quemaduras, su veterinario le consultará sobre el mejor curso de acción.

Vivir y administrar

Si su perro se ha lesionado, será necesario vigilarlo de cerca hasta que su estado se estabilice. Es posible que su perro no se sienta cómodo comiendo su comida habitual debido al dolor asociado con las heridas en la boca. Usar alimentos blandos o licuar los alimentos para que su perro coma hasta que las heridas se hayan curado asegurará que su perro no sufra de desnutrición. Su veterinario puede ayudarle a hacer un plan de dieta hasta que su perro pueda volver a comer cómodamente comida regular.

En casa, vigile las heridas de quemaduras para detectar infecciones. Otra posible complicación de una lesión en la boca es el desarrollo de una abertura entre el interior de la boca y la nariz de su perro, que requiere una reparación quirúrgica.

 

Prevención

El paso más importante para prevenir lesiones eléctricas es mantener a su perro alejado de los cables y enchufes eléctricos. Además, inspeccione todos los cables de su casa y deseche los que estén dañados, ya que incluso un contacto mínimo con un cable desnudo puede causar daños graves a su perro (por ejemplo, haciendo contacto con los pies, la nariz o la lengua). El uso de medidas de protección del bebé en el hogar es una de las maneras en que muchos dueños de mascotas encuentran que también funciona para proteger a sus mascotas contra lesiones. La mayoría de las ferreterías y tiendas departamentales de servicio completo cuentan con herramientas para la protección de los niños en el hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *