diciembre 2, 2018

Muerte prematura en cachorros

Síndrome de desvanecimiento (mortalidad neonatal) en cachorros

Los cachorros recién nacidos nacen con un sistema inmunitario inmaduro que debe desarrollarse con el tiempo, empezando por la leche materna. Debido a sus órganos y sistemas corporales inmaduros, los cachorros son propensos a sufrir diversos insultos, como infecciones y factores ambientales, nutricionales y metabólicos. Además, los animales jóvenes todavía no tienen una fuerte regulación de la temperatura corporal, y su temperatura corporal puede fluctuar profundamente en respuesta a los cambios en la temperatura y humedad ambiental. El control de la glucosa también puede ser deficiente, y los niveles de glucosa en sangre pueden caer por debajo de los rangos normales en casos de trastornos nutricionales, lo que conduce a un estado de hipoglucemia. La mortalidad neonatal, o síndrome de desvanecimiento, implica la muerte de los cachorros desde el nacimiento hasta las dos semanas de edad. Este síndrome es más común en cachorros con pedigrí.

Síntomas y tipos

  • Debilidad
  • Bajo peso al nacer
  • Pérdida de peso
  • Falta de aumento de peso
  • Disminución de la actividad
  • Falta de apetito
  • Vocalizaciones constantes e inquietas en la fase temprana, pero el cachorro puede volverse inactivo y tranquilo en etapas posteriores.
  • Alejarse de la presa y del resto de la camada
  • Diarrea
  • Temperatura corporal baja

Causas

Relacionado con la presa (madre)

  • Parto difícil o parto prolongado
  • Problemas con la bajada de leche
  • Lesión
  • Nutrición inadecuada

Medioambiental

  • Temperaturas y humedades extremas
  • Saneamiento deficiente

Relacionado con el cachorro

  • Defectos congénitos
  • Infecciones

Diagnóstico

Tendrás que dar una historia completa de la salud de tu cachorro, incluyendo un historial de síntomas y cualquier información que tengas sobre su parentesco. Después de tomar una historia clínica completa, el veterinario llevará a cabo un examen físico completo. Los exámenes de laboratorio incluirán un conteo sanguíneo completo (CSC), un perfil bioquímico y un análisis de orina.

Los exámenes de sangre pueden revelar anemia, cambios en los conteos de leucocitos (glóbulos blancos, glóbulos blancos), incluyendo un número anormalmente bajo de plaquetas (las células responsables de la coagulación sanguínea) y un aumento en el número de glóbulos blancos, que es lo que generalmente se observa en las infecciones. Un perfil bioquímico puede indicar niveles anormalmente bajos de glucosa (hipoglucemia) junto con otros cambios, dependiendo de qué órganos están siendo los más afectados. El análisis de orina puede indicar la presencia de hemoglobina, el componente de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno, en la orina. También puede mostrar bacterias presentes en la orina, lo que indica una infección del tracto urinario. Las pruebas más específicas incluirían aislar el virus o la bacteria de varios fluidos corporales. Su veterinario también realizará un examen fecal para detectar la presencia de parásitos.

Tratamiento

En los casos en los que un recién nacido presenta una temperatura corporal baja, el veterinario calentará lentamente al cachorro a una temperatura corporal normal durante varias horas para evitar descargas en su sistema. Se administrarán suplementos de oxígeno si es necesario, y se iniciará una terapia de fluidos intravenosos para corregir los déficits de fluidos.

En casos con niveles bajos de glucosa en la sangre (hipoglucemia), se seleccionarán líquidos con glucosa para la terapia de fluidos. No se permitirá que el cachorro se alimente si su temperatura corporal es significativamente inferior a la normal y no tiene reflejo de succión; sin embargo, una vez que se haya calentado, se fomentará la lactancia. Se iniciará la terapia antibiótica en caso de que haya infecciones bacterianas presentes.

Vivir y gestionar

No intentes alimentar a tu cachorro en casa si no está chupando bien la teta de su madre. Compruebe diariamente el estado de hidratación de su cachorro comprobando el color de su orina y buscando en su boca evidencia de sequedad. La boca seca y la orina amarilla oscura indicarán que tu cachorro está deshidratado. Si este es el caso, deberá llamar a su veterinario para que le aconseje. Controle también el peso de su cachorro diariamente y asegúrese de que la madre esté amamantando adecuadamente a los cachorros. Un buen cuidado en casa le dará a tu cachorro la mejor oportunidad de curarse rápida y eficazmente.

Es esencial que siga todas las pautas para asegurar la medicación y la alimentación adecuadas en casa. No interrumpa ni altere el tratamiento por su cuenta ni cambie los tiempos de dosificación. Es especialmente importante administrar los medicamentos en la dosis y hora exactas prescritas porque en esta etapa inmadura, los animales tienen grandes variaciones en el metabolismo y la excreción de los medicamentos. Incluso los cambios menores en la dosis del medicamento pueden ser perjudiciales para la recuperación de tu cachorro. Tu cachorro también necesitará un cuidado especial en su alimentación debido a sus delicados requerimientos y a su incapacidad para alimentarse adecuadamente por sí solo.

Los pacientes con niveles bajos de glucosa necesitarán cuidados adicionales, y deberán ser alimentados a una hora determinada del día, y con una frecuencia que sea específica para la raza, edad y tamaño de su cachorro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *