agosto 19, 2021

Infección gastrointestinal en perros


Una infección gastrointestinal es un término amplio que puede referirse a infecciones de distinta naturaleza causadas por virus, bacterias, hongos o parásitos. La infección puede curarse la mayoría de las veces, pero primero hay que detectar el agente infeccioso. Si la infección está causada por el parvovirus, el perro puede requerir atención especial y el tratamiento no siempre es posible.

Causas de la infección gastrointestinal

El tracto gastrointestinal contiene el estómago y los intestinos y puede verse afectado por infecciones. Las infecciones pueden ser causadas por:

  • Virus (como el parvovirus, que puede ser mortal en los cachorros)
  • Bacterias, que pueden estar presentes en los diferentes elementos que el perro puede tragar o también en la comida que se estropea
  • Hongos, como células de levadura, que normalmente están presentes en el tracto gastrointestinal, pero que pueden crecer en exceso debido a una lesión o a una enfermedad subyacente
  • Parásitos como anquilostomas o tenias que pueden situarse en los intestinos del perro
  • La presencia de tumores en el tracto gastrointestinal, que alteran el equilibrio normal y causan infecciones

Síntomas de las infecciones gastrointestinales

Los síntomas de las infecciones gastrointestinales pueden variar según las causas de la infección y pueden incluir:

  • Vómitos, si el estómago está más afectado
  • Diarrea, si los intestinos están afectados, pero el perro puede tener tanto vómitos como diarrea
  • Mal aliento o halitosis
  • Aspecto barrigón
  • Gusanos o sangre en el vómito o las heces
  • Dolor abdominal
  • Encías y mucosas pálidas
  • Falta de apetito
  • Deshidratación
  • Convulsiones
  • Falta de coordinación
  • Coma

Los síntomas más graves sólo se presentan si el perro está afectado por el parvovirus.

Diagnóstico de una infección gastrointestinal

Una infección gastrointestinal puede diagnosticarse realizando algunas pruebas:

  • Prueba de muestra de heces
  • Análisis de orina
  • Análisis de sangre
  • Radiografías y ecografías, necesarias si se sospecha que el perro tiene un tumor
  • Biopsia de las células tumorales

Tratamiento de una infección gastrointestinal

El tratamiento de una infección gastrointestinal puede ser eficaz y dar lugar a una recuperación completa. Sin embargo, si el perro tiene el parvovirus, el tratamiento completo puede no ser posible y el virus puede ser mortal. El tratamiento puede consistir en:

  • Terapia líquida para perros deshidratados
  • Antibióticos para infecciones virales y bacterianas
  • Fungicidas para infecciones gastrointestinales por hongos
  • Pastillas antiparasitarias, si el perro tiene parásitos internos

La duración del tratamiento puede variar. Una cura con antibióticos suele recomendarse de 10 a 14 días, mientras que una cura antiparasitaria puede requerir sólo unos días.

Los perros afectados por el parvovirus requieren hospitalización, terapia líquida y alimentación intravenosa. El virus puede atacar el sistema del perro y, a menudo, el virus es mortal. Hay que ofrecer apoyo para que el perro esté más cómodo. Aunque el virus no cause la muerte, puede provocar daños permanentes en el sistema nervioso u otros órganos vitales.

Enlaces relacionados:

¿Tiene preguntas o quiere compartir su opinión?

Haga clic aquí para crear un tema en nuestro foro (PetW.org)

IMPORTANTE

Por favor, tenga en cuenta que toda la información proporcionada en MascotaWiki.com (incluyendo síntomas, tratamientos y enfermedades y otros) es sólo para fines informativos y educativos y nunca debe bajo ninguna circunstancia aplicar la información proporcionada en MascotaWiki.com en sus mascotas. Por favor, consulte con un veterinario certificado sobre sus mascotas.