agosto 19, 2021

Endoscopia gastrointestinal en perros


Una endoscopia gastrointestinal es un análisis que es necesario para diagnosticar ciertas condiciones médicas. La prueba se realiza bajo anestesia y no será dolorosa para el perro. Sin embargo, tendrá que preparar a su perro para el procedimiento.

Cuándo es necesaria una endoscopia gastrointestinal

Una endoscopia gastrointestinal puede ser necesaria cuando el perro muestra síntomas como:

  • Diarrea crónica o vómitos
  • Sangre o mucosidad en las heces o el vómito
  • Estreñimiento

La prueba es necesaria para establecer qué puede estar causando estos síntomas y proporcionará al veterinario una imagen del interior del cuerpo del perro, a excepción del intestino delgado. El endoscopio es un tubo que se introducirá en el estómago del perro o en su colon. En algunos casos, la prueba también permitirá al veterinario ver partes del interior del intestino delgado, dependiendo del tamaño del tubo y del tamaño del perro. El tubo contendrá una pequeña cámara que permitirá al veterinario identificar el posible problema.

Posibles afecciones descubiertas

Después de una endoscopia gastrointestinal, el veterinario puede tener una opinión más clara sobre la enfermedad que afecta a su mascota. Algunas posibles condiciones que requieren endoscopia gastrointestinal incluyen:

  • Úlceras en el estómago o el esófago
  • La ingestión de objetos extraños
  • Tumores
  • Pólipos

Además, la endoscopia gastrointestinal puede ayudar si se necesita una biopsia. El endoscopio se utilizará para recuperar una pequeña muestra de células de un tumor o crecimiento que se encuentra en el tracto gastrointestinal del perro. Los resultados estarán disponibles inmediatamente, y el veterinario podrá informarle si hay alguna anomalía. Sin embargo, si se realiza una biopsia, es posible que sólo vea los resultados en una fecha posterior, después de que se examinen los tejidos de la muestra.

Cómo prepararse para una endoscopia

Para que la endoscopia gastrointestinal sea un éxito, hay que prepararse. El perro necesita estar en ayunas de 12 a 24 horas, para asegurarse de que no hay restos de comida que puedan afectar al resultado de la prueba, o que puedan confundirse con crecimientos anormales. El perro no debe beber agua, pero puedes administrarle unas gotas de agua, si lo necesita.

Si el endoscopio se introduce en el colon, el perro deberá recibir alguna medicación 24 horas antes de la prueba, para que elimine todas las heces antes de la endoscopia.

La anestesia

La anestesia es necesaria para una endoscopia gastrointestinal, porque el procedimiento puede causar molestias y es poco probable que los perros cooperen durante dicha prueba. Además, si el perro no se queda quieto, puede dañar el equipo utilizado, que es bastante caro. La anestesia se administrará aproximadamente entre 15 y 30 minutos antes de la prueba y puede ser efectiva durante varias horas después de la endoscopia gastrointestinal. Si su mascota tiene un problema médico o una afección cardíaca, informe al veterinario, ya que la anestesia puede no ser recomendable. Los veterinarios preferirán la anestesia general para una endoscopia gastrointestinal.

¿Tiene preguntas o quiere compartir su opinión?

Haga clic aquí para crear un tema en nuestro foro (PetW.org)

IMPORTANTE

Por favor, tenga en cuenta que toda la información proporcionada en MascotaWiki.com (incluyendo síntomas, tratamientos y enfermedades y otros) es sólo para fines informativos y educativos y nunca debe bajo ninguna circunstancia aplicar la información proporcionada en MascotaWiki.com en sus mascotas. Por favor, consulte con un veterinario certificado sobre sus mascotas.