noviembre 1, 2018

Cataratas en Perros

Nubosidad del lente ocular en los perros

La catarata se refiere a la nubosidad en el cristalino del ojo, que varía de una opacidad completa a una parcial. Cuando el cristalino del ojo (ubicado directamente detrás del iris) está nublado, impide que la luz pase a la retina, lo cual puede causar pérdida de la visión.

La mayoría de los casos de cataratas son hereditarios. Por ejemplo, los caniches en miniatura, el cocker spaniel americano, el schnauzer en miniatura, los golden retrievers, los Boston terriers y los huskies siberianos están predispuestos a las cataratas.

Síntomas y tipos

Los síntomas típicamente se relacionan con el grado de deterioro de la visión. Los perros con menos del 30 por ciento de opacidad del cristalino, por ejemplo, muestran pocos o ningún síntoma, mientras que aquellos con más del 60 por ciento de opacidad del cristalino pueden sufrir de pérdida de visión o tener dificultad para ver en áreas poco iluminadas.

Mientras tanto, si su perro tiene cataratas relacionadas con la diabetes mellitus, usted también puede observar un aumento de la sed, una mayor frecuencia de micción y una pérdida de peso en su perro, junto con síntomas de deterioro de la visión.

Causas

Aunque la mayoría de los casos de cataratas son hereditarios, las siguientes son otras causas y factores de riesgo asociados con la afección:

  • Diabetes mellitus
  • Vejez
  • Descarga eléctrica
  • Inflamación de la úvea del ojo (uveítis)
  • Niveles anormalmente bajos de calcio en la sangre (hipocalcemia)
  • Exposición a radiación o sustancias tóxicas (por ejemplo, dinitrofenol, naftalina)

Diagnóstico

Si observa nubosidad en uno o ambos ojos del perro, debe traerlo a ver a un veterinario inmediatamente. Allí, el veterinario le pedirá un historial completo de la salud de su perro, incluyendo el inicio y la naturaleza de los síntomas, y los posibles incidentes que podrían haber precipitado el problema. Luego, el médico llevará a cabo un examen físico completo, enfocándose en los ojos y la región ocular, para determinar la gravedad del problema.

Se pueden llevar a cabo exámenes de diagnóstico de rutina, como conteo sanguíneo completo, perfil bioquímico y análisis de orina. Sin embargo, los resultados de estos exámenes generalmente no son específicos a menos que otra enfermedad concurrente como la diabetes mellitus o la hipocalcemia estén en la raíz del problema. Los ultrasonidos o la electroretinografía (que mide las respuestas eléctricas de las células presentes en la retina) son dos formas de exámenes diagnósticos avanzados que también ayudan a determinar la gravedad del problema y pueden confirmar si la cirugía es necesaria para corregir una catarata.

Tratamiento

Si la cirugía es recomendada por su veterinario, no se demore. La catarata es un trastorno progresivo que, si no se trata rápidamente, puede provocar ceguera en uno o en ambos ojos del perro. Esto es especialmente cierto en el caso de las cataratas relacionadas con la diabetes mellitus, ya que éstas progresan muy rápidamente en los perros. La cirugía, sin embargo, a menudo no se recomienda para perros con formas no hereditarias de cataratas.

Una técnica quirúrgica moderna de cataratas, la facoemulsificación, consiste en la emulsificación del cristalino del ojo con una pieza de mano ultrasónica. Una vez que la lente está emulsionada y aspirada, los líquidos aspirados son reemplazados por una solución salina equilibrada. Además, para prevenir la hipermetropía extrema, se puede implantar una lente intraocular durante la cirugía. La facoemulsificación ha mostrado una tasa de éxito de más del 90 por ciento en perros.

Vivir y gestionar

La tasa de progresión de esta enfermedad depende de la causa subyacente de la catarata, la ubicación de la catarata y la edad del animal. Si su perro ha sido sometido a una cirugía para tratar la catarata, puede que necesite algún tiempo para recuperarse en el hospital. Una vez en casa, su veterinario le proporcionará preparados oftálmicos para que los utilice en los ojos de su perro durante varias semanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *