octubre 31, 2018

Cáncer Carcinoide en Perros

Síndrome Carcinoide y Tumor en Perros

Los tumores carcinoides son pequeños tumores neuroendocrinos, típicamente del tracto gastrointestinal, que secretan serotonina, un neuroquímico natural que generalmente se asocia con las funciones del sueño y la memoria. Los tumores carcinoides son tumores raros y de crecimiento lento que se forman por las células endocrinas (células secretas) del revestimiento mucoso de los órganos, como el estómago y el intestino.

Los tumores carcinoides secretan las aminas serotonina e histamina en el torrente sanguíneo, así como una serie de péptidos, compuestos químicos como las bradicininas y las taquicininas, que son responsables de la contracción de los tejidos. Aunque los tumores carcinoides son raros en animales, ocurren principalmente en perros mayores de nueve años.

La condición o enfermedad descrita en este artículo médico puede afectar tanto a perros como a gatos.

Síntomas y tipos

Los tumores carcinoides primarios en los perros generalmente se encuentran en el estómago, el intestino delgado, el colon, los pulmones, la vesícula biliar y el hígado. Los síntomas clínicos generales de los tumores carcinoides en animales incluyen anorexia, vómitos, disquexia, pérdida de peso debido a insuficiencia hepática y cardiopatía.

Causas

Al igual que con muchos tipos de cáncer, se desconocen las causas reales y los factores de riesgo de los tumores carcinoides. Los signos clínicos en los perros varían enormemente y dependen de la ubicación del tumor y de hasta dónde ha avanzado la metástasis. El tamaño del tumor y cómo puede estar impidiendo la funcionalidad del órgano también tendrá mucha influencia en cómo se siente su mascota, y si será o no fatal.

Diagnóstico

Hay una variedad de maneras de diagnosticar los tumores carcinoides. Un tumor intestinal puede causar algunos de los mismos síntomas que las enfermedades gastrointestinales primarias, como neoplasias (crecimiento anormal del tejido), indiscreción en la dieta, parásitos e inflamación. Por lo tanto, será necesario un diagnóstico diferencial. Con los tumores carcinoides, las pruebas bioquímicas y los análisis de orina pueden producir resultados normales, con la excepción de una anemia no regenerativa leve, anormalidades electrolíticas y elevación de las enzimas hepáticas. Una imagen de ultrasonido puede llevar a la identificación de tumores primarios y metástasis (diseminación) en el abdomen y el tórax (pecho). Sin embargo, un diagnóstico definitivo sólo puede hacerse con una biopsia (muestra) de los tejidos afectados. Una microscopía electrónica y tinciones inmunohistoquímicas pueden ayudar a confirmar el diagnóstico al identificar las sustancias que son típicamente secretadas por los tumores carcinoides.

Tratamiento

Algunas veces, la extirpación quirúrgica completa del tumor puede curar la afección. La reducción del tamaño del tumor a través de la cirugía también puede ayudar a eliminar los síntomas gastrointestinales que son causados por una obstrucción de un tumor grande. No existen terapias estándar para el tratamiento de los tumores carcinoides, pero su veterinario puede tener algunas opciones de tratamiento disponibles que le ayudarán a mantener la metástasis al mínimo o a hacer que su mascota se sienta cómoda.

Vivir y gestionar

Si un tumor no se puede extirpar completamente, será necesario realizar análisis de sangre de rutina para determinar si se ha producido metástasis hepática destructiva. También se recomienda una ecografía anual para controlar el progreso, de modo que si se ha producido alguna metástasis en el hígado, o en otros órganos, se pueda tratar rápidamente, antes de que la funcionalidad del órgano se vea afectada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *