noviembre 1, 2018

Paro cardíaco en perros

Arresto Cardiopulmonar en Perros

El paro cardíaco (también conocido como paro cardiopulmonar o paro circulatorio) ocurre cuando la circulación sanguínea normal cesa debido a la incapacidad del corazón para contraerse (insuficiencia cardíaca). Como muchos otros sistemas corporales, los sistemas respiratorio y cardiovascular funcionan de manera coordinada. Por lo tanto, si un perro no respira durante más de seis minutos, puede provocar insuficiencia cardíaca y paro cardíaco, que pueden ser mortales. El paro cardíaco puede ocurrir en perros de cualquier edad, sexo o raza.

Síntomas y tipos

La circulación sanguínea puede permanecer intacta si el animal reanuda la respiración a los cuatro minutos del problema inicial. Sin embargo, si dura más de seis minutos puede provocar un paro cardíaco. Los síntomas comunes asociados con esta emergencia incluyen:

  • Pupilas dilatadas
  • Pérdida espontánea del conocimiento (síncope)
  • Decoloración azulada de la piel y las membranas mucosas (cianosis); una señal de que el oxígeno en la sangre está peligrosamente disminuido
  • Respiración pesada (disnea) y jadeo
  • Hipotermia
  • Falta de respuesta a la estimulación

Causas

  • Niveles anormalmente bajos de oxígeno en la sangre arterial (hipoxemia)
  • Bajo suministro de oxígeno; posible debido a la anemia
  • Enfermedad cardíaca (por ejemplo, infecciones, inflamación, trauma, neoplasia del corazón)
  • Enfermedades metabólicas
  • Desequilibrios electrolíticos (por ejemplo, hiperpotasiemia, hipocalcemia, hipomagnesemia)
  • Niveles anormalmente bajos de fluidos corporales
  • Choque
  • Uso de medicamentos anestésicos
  • Intoxicación sanguínea causada por sustancias tóxicas bacterianas en la sangre (toxemia)
  • Traumatismo cerebral
  • Descarga eléctrica

Diagnóstico

El paro cardíaco es una emergencia que requerirá asistencia veterinaria inmediata para evaluar la condición del animal y la forma de tratamiento. Tendrá que dar una historia completa de la salud de su perro a su veterinario, incluyendo el inicio y la naturaleza de los síntomas y los posibles incidentes que podrían haber precipitado las complicaciones. Luego, realizará un examen físico completo, centrándose en las vías respiratorias del perro, su capacidad respiratoria y su circulación. Su veterinario también controlará constantemente la presión arterial y el pulso de su perro.

Los exámenes diagnósticos de rutina utilizados para determinar la causa subyacente del paro cardíaco incluyen radiografías de tórax, conteo sanguíneo completo, perfil bioquímico y análisis de orina. Se toman muestras de sangre para determinar el nivel de gases, incluyendo oxígeno, en la sangre. Los perros sospechosos de tener una enfermedad cardíaca subyacente pueden someterse a una ecocardiografía para evaluar el alcance del problema.

Tratamiento

Esta es una emergencia que pone en peligro la vida y que requerirá hospitalización inmediata y apoyo y tratamiento intensivo de enfermería. El objetivo principal es reiniciar el ritmo cardíaco y la frecuencia respiratoria del perro, lo que puede requerir reanimación cardiopulmonar (RCP).

Una vez que se despeja la tráquea y se realiza la RCP, se puede pasar un tubo a la tráquea para facilitar la respiración. También se puede suministrar oxígeno para normalizar los niveles de oxígeno en la sangre.

Los perros con insuficiencia cardíaca pueden necesitar un masaje cardíaco externo para estimular el corazón a latir normalmente. Aquellos que no responden al masaje cardíaco pueden recibir compresiones torácicas rápidas. Típicamente, se administran medicamentos para ayudar a normalizar las funciones cardíacas. De lo contrario, se hace una incisión en el tórax para proporcionar la reanimación torácica abierta al animal o se administran medicamentos directamente al corazón, que se consideran un último recurso.

Vivir y gestionar

El pronóstico general dependerá de la causa subyacente del paro cardíaco y del curso del tratamiento. Desafortunadamente, menos del 10 por ciento de los perros se recuperan, incluso después de un tratamiento de emergencia exitoso.

Si la condición de su perro se estabiliza, tendrá que permanecer en el hospital durante unos días. Allí, el veterinario puede controlar las funciones cardíacas y la presión arterial y tratar cualquier otra complicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *