diciembre 16, 2018

Bacterias excesivas en el intestino delgado en los perros

Crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado

Es un trastorno que causa una cantidad anormal de bacterias que se acumulan en el intestino delgado. Aunque es común que este órgano tenga bacterias, puede convertirse en un problema cuando el conteo es demasiado alto. Esto puede afectar las funciones intestinales normales, causando heces blandas y pérdida de peso. Con frecuencia, las opciones de tratamiento desaparecen en unos pocos días y hasta unas pocas semanas, lo que le da a esta infección bacteriana un pronóstico excelente.

Síntomas y tipos

Los síntomas comunes incluyen heces blandas, pérdida rápida de peso, diarrea, vómitos ocasionales y sonidos del tracto intestinal (gorgoteo causado por el gas).

Causas

Aunque se ha determinado que una predisposición genética no es un factor del trastorno, algunas razas tienen una mayor prevalencia para desarrollarlo. Entre ellos, los pastores alemanes y los chinos Shar Peis parecen tener la tasa de incidencia más alta entre las razas de perros. Los niveles inadecuados de tiroides, la baja producción pancreática de enzimas, los bajos niveles de ácido clorhídrico en el estómago y las enfermedades intestinales también son causas comunes de este crecimiento excesivo de bacterias.

Diagnóstico

Los veterinarios a menudo realizan análisis de sangre y cultivos bacterianos para determinar las causas de la afección intestinal. En algunos casos, se requerirá un procedimiento más invasivo, como una endoscopia, para ver el intestino internamente.

Tratamiento

Por lo general, el tratamiento se administra de forma ambulatoria y la mejoría puede ocurrir rápidamente, por lo general en unos pocos días y hasta unas pocas semanas. A menudo se recomienda que el paciente sea colocado en una dieta altamente digerible para crear menos impacto en los intestinos durante la curación. Los antibióticos también se prescriben comúnmente para tratar el crecimiento bacteriano.

Vivir y gestionar

Es importante controlar el peso y los niveles de proteínas (albúmina) de su perro a lo largo del tiempo para asegurarse de que se está progresando hacia una recuperación completa. La diarrea también debe ser observada porque si se prolonga, puede llevar a una deshidratación severa. Además, es posible que sea necesario repetir los tratamientos. El pronóstico de esta enfermedad es positivo cuando no está asociada con otras afecciones médicas graves, como el cáncer intestinal.

Prevención

Actualmente no se conocen métodos preventivos para el sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *