agosto 19, 2021

Preguntas frecuentes sobre la infección de la vejiga del perro


Una infección de la vejiga del perro puede ser una condición dolorosa y potencialmente perjudicial. Un gran número de perros sufre una infección de la vejiga del tractor urinario en algún momento de su vida. Siga leyendo para obtener respuestas a algunas de las preguntas más comunes y básicas sobre esta afección canina.

¿Qué causa una infección de la vejiga canina?

Al igual que otros tipos de infecciones, los problemas de la vejiga canina suelen desarrollarse debido a una acumulación de bacterias en el tracto urinario de su mascota. Estas bacterias pueden desarrollarse porque su perro no ha orinado con la suficiente frecuencia o porque no ha vaciado su vejiga por completo. Se cree que las dietas de baja calidad predisponen a las infecciones de vejiga, y hay ciertas bacterias que tu perro puede encontrar en la naturaleza que pueden provocar una infección de vejiga. Por último, los perros deshidratados son propensos a sufrir infecciones de la vejiga y otras complicaciones urinarias.

¿Cuáles son los síntomas de una infección de la vejiga?

Los síntomas más comunes de una infección de la vejiga canina son los siguientes:

  • Lamido o masticación inusual de los genitales
  • Micción forzada
  • Micción frecuente
  • Orina con mal olor
  • Restos de sangre en la orina
  • Dificultad para caminar o jugar

Una infección de la vejiga canina puede incluir uno o más de estos síntomas. Si los detecta, lleve a su mascota a un veterinario para que la examine y diagnostique.

¿Cómo se tratan las infecciones de la vejiga canina?

Sin el tratamiento adecuado, una infección de la vejiga puede causar a su perro mucho dolor y malestar. Sin embargo, lo más importante es que las infecciones de la vejiga pueden extenderse a otras partes del cuerpo del perro si se dejan desarrolladas. En raras ocasiones, una infección de la vejiga puede ser mortal.

El tratamiento de una infección de la vejiga canina suele consistir en lavar el organismo de su mascota. Proporciónele abundante agua y anímelo a beber. Pasee con frecuencia y permítale orinar y evacuar completamente su vejiga. Además, la vitamina C es útil para reducir la infección. Por último, su veterinario puede prescribirle antibióticos u otros medicamentos para ayudar a eliminar las bacterias de la vejiga de su perro y reducir su inflamación y otros síntomas.

¿Cómo puedo evitar que mi perro desarrolle una infección de la vejiga?

Es fundamental que proporcione a su perro un suministro constante de agua. Los caninos necesitan beber una cantidad considerable de agua a lo largo del día, y el cuenco de agua de su perro debe ser fácilmente accesible y estar siempre lleno. Además, los hábitos de educación en casa pueden aumentar la probabilidad de que su mascota desarrolle infecciones de la vejiga. Si suele apurar a su mascota al orinar o retrasar la evacuación de la vejiga, puede aumentar el riesgo. Tenga cuidado cuando trabaje con su mascota en el desarrollo de su aprendizaje doméstico, ya que incluso una reprimenda en un momento incorrecto puede hacer que su perro tenga miedo de orinar o que evite evacuar la vejiga durante el proceso.

Las infecciones de la vejiga canina son comunes y fáciles de tratar. Aprenda a reconocer las causas, los métodos de prevención y los síntomas de esta afección para poder ayudar a su perro a superar una infección en caso de que se produzca. Mantén a tu veterinario informado de cualquier acontecimiento que creas que puede estar relacionado con una infección de la vejiga canina.

Enlaces relacionados:

¿Tiene preguntas o quiere compartir su opinión?

Haga clic aquí para crear un tema en nuestro foro (PetW.org)

IMPORTANTE

Por favor, tenga en cuenta que toda la información proporcionada en MascotaWiki.com (incluyendo síntomas, tratamientos y enfermedades y otros) es sólo para fines informativos y educativos y nunca debe bajo ninguna circunstancia aplicar la información proporcionada en MascotaWiki.com en sus mascotas. Por favor, consulte con un veterinario certificado sobre sus mascotas.