agosto 19, 2021

Preguntas frecuentes sobre el linfoma canino


Cuando a su perro se le diagnostica un linfoma canino, surgen muchas preguntas. Sólo un veterinario tendrá las respuestas exactas en lo que respecta a su perro, así que consulte con uno tan pronto como sospeche que algo puede estar mal con su perro.

¿Qué es el linfoma canino?

El linfoma canino es un tumor maligno que afecta a varios órganos, como los ganglios linfáticos, el hígado y el bazo. También puede aparecer en el tracto digestivo y en los pulmones. Como es maligno, puede extenderse rápidamente si no se trata. Como la mayoría de los cánceres, mata provocando el fallo de los órganos.

¿Cómo contrajo mi perro un linfoma?

No hay una sola manera de desarrollar el cáncer. Puede ser genético, y algunas razas como los golden retrievers, rottweilers, pit bulls, caniches, pastores alemanes, bóxers, beagles y basset hounds son más propensas a desarrollar linfomas que otras. Puede estar causado por sustancias químicas, el humo del tabaco o la exposición al sol, pero lo más frecuente es que lo provoquen células que se desarrollan de forma anormal y escapan a los mecanismos de nuestro organismo para eliminarlas. Muchos propietarios se culpan a sí mismos, pero no hay nada que usted haya hecho para provocar el cáncer en su perro.

¿Cuánto tiempo tiene que vivir?

Si no se trata, el linfoma mata a la mayoría de los perros en menos de dos meses. Dependiendo de la extensión del cáncer, su perro puede vivir entre un año y varios después de un tratamiento exitoso.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma más evidente del linfoma son los bultos, que pueden aparecer en el abdomen, la espalda, las axilas o el cuello. La detección precoz es la clave para un tratamiento eficaz, por lo que hay que comprobar regularmente si el perro presenta bultos anormales. Otros síntomas son vómitos, falta de apetito, pérdida de peso y fiebre.

¿Qué opciones de tratamiento existen?

El tratamiento más recomendado para el linfoma es la quimioterapia, que elimina las células cancerosas del cuerpo de su perro. Dado que el linfoma se propaga rápida y fácilmente, la cirugía no suele eliminar todas las células cancerosas. La quimioterapia se utiliza a menudo junto con la radiación.

También es importante mejorar la dieta de su perro para garantizar que se cubren todas sus necesidades nutricionales. Una dieta casera o cruda puede eliminar todos los conservantes, aditivos y rellenos innecesarios, como el maíz, el trigo y los subproductos cárnicos. Una croqueta de alta calidad también puede hacerlo. Añadir Omega-3 a la dieta de su perro también puede ayudar a restaurar su sistema inmunitario. Evite los carbohidratos, que alimentan la producción de cáncer.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la quimioterapia?

Como la quimioterapia mata las células cancerosas, también mata las células sanas, como los glóbulos blancos y las células del folículo piloso. Por lo tanto, su perro puede perder algo de pelo y será más propenso a las infecciones. Es importante reducir su exposición a los parques para perros, a las residencias y a otros lugares donde pueda contraer enfermedades. También es posible que su perro pierda o aumente el apetito, lo que provoca fluctuaciones de peso, y que se muestre aletargado durante el tratamiento y no se entusiasme con las actividades que antes disfrutaba.

Aunque estos efectos secundarios no parezcan agradables, las posibilidades de que su perro sobreviva sin tratamiento son extremadamente bajas. Sin embargo, con el tratamiento, a su perro le pueden quedar varios años de vida.

¿Tiene preguntas o quiere compartir su opinión?

Haga clic aquí para crear un tema en nuestro foro (PetW.org)

IMPORTANTE

Por favor, tenga en cuenta que toda la información proporcionada en MascotaWiki.com (incluyendo síntomas, tratamientos y enfermedades y otros) es sólo para fines informativos y educativos y nunca debe bajo ninguna circunstancia aplicar la información proporcionada en MascotaWiki.com en sus mascotas. Por favor, consulte con un veterinario certificado sobre sus mascotas.