noviembre 12, 2018

Degeneración del iris en el ojo en los perros

Atrofia del Iris en Perros

La degeneración del iris, la parte coloreada del ojo, se denomina atrofia del iris. Esto puede ser el resultado de un envejecimiento normal o, si se debe a un tipo secundario, a una inflamación crónica o a una presión intraocular alta, que a menudo se asocia con el glaucoma. La atrofia del iris puede afectar a cualquier raza, pero parece ser más común en perros de razas pequeñas, como los chihuahuas, los caniches en miniatura y los schnauzers en miniatura.

Síntomas y tipos

La visión no suele verse afectada por la atrofia del iris, pero puede haber cierta sensibilidad a la luz. Otros síntomas típicos asociados con este trastorno incluyen:

  • Reflejo de luz pupilar incompleto, acompañado de una respuesta normal de amenaza (el reflejo de cerrar los ojos cuando se apuñala un dedo hacia el ojo)
  • Unilateral – puede notar tamaños desiguales de las pupilas (anisocoria)
  • Borde festoneado e irregular hasta el margen de la pupila
  • Áreas del iris delgadas o ausentes en la transiluminación
  • Ocasionalmente quedan hebras de iris, que se extienden a través de porciones de la pupila.
  • Agujeros dentro del estroma del iris – puntos negros que pueden parecerse a otras pupilas
  • Hinchazón (edema) de la córnea

Causas

  • Envejecimiento normal
  • Uveítis (inflamación de la porción de la uvea del ojo)
  • Glaucoma

Diagnóstico

Su veterinario le realizará un examen físico y oftalmológico completo a su perro. El objetivo inicial será diferenciar la atrofia del iris de las anomalías congénitas del iris, ya que hay una variedad de otros problemas oculares que pueden ser la causa de los síntomas, como la aplasia del iris (incapacidad del iris para desarrollarse normalmente), hipoplasia del iris (subdesarrollo o desarrollo incompleto del iris), Coloboma del iris (un área completa y de grosor total de falta de desarrollo de todas las capas del iris) y policloria (cuando hay más de una pupila presente en un solo iris dentro del ojo del animal, cada una con la aparente capacidad de estrecharse).

Tratamiento

La atrofia del iris no es reversible, por lo que gran parte del tratamiento está diseñado para tratar la enfermedad subyacente que la ha causado o para detener la progresión de la enfermedad.

Vivir y gestionar

Debido a la naturaleza de esta condición médica, es posible que continúe progresando a medida que su perro envejece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *