noviembre 9, 2018

Defecto cardíaco congénito (anomalía de Ebstein) en perros

Anomalía de Ebstein en perros

La anomalía de Ebstein es el nombre médico dado a un tipo de defecto cardíaco congénito en el que la abertura de la válvula tricúspide (en el lado derecho del corazón, entre la aurícula derecha y el ventrículo derecho) se desplaza hacia el ápice del ventrículo derecho del corazón. Se acompaña de varios grados de insuficiencia tricúspide o estenosis (estrechamiento anormal en un vaso sanguíneo).

Una vía accesoria anormal puede conducir a ritmos cardíacos rápidos. Es muy raro, pero se encuentra ocasionalmente en perros. Un soplo se puede escuchar con un estetoscopio a una edad temprana, aunque puede ser mucho más difícil de oír si hay estenosis. No hay predilección por raza o género.

La condición o enfermedad descrita en este artículo médico puede afectar tanto a perros como a gatos.

Síntomas y tipos

  • Los perros con insuficiencia tricúspide o estenosis leve serán asintomáticos (sin síntomas).
  • Los perros con insuficiencia moderada, o estenosis, a menudo muestran intolerancia al ejercicio.
  • Los perros con insuficiencia grave, o estenosis, sufrirán insuficiencia cardíaca congestiva (ICC), con líquido en el pecho o en el abdomen (puede observarse hinchazón en el abdomen o en el pecho).
  • Puede haber algo de fatiga o mareos asociados con esta afección, debido al aumento de la presión sobre el corazón para que funcione.

Diagnóstico

Su veterinario le realizará un examen físico completo a su perro, incluyendo un perfil químico de la sangre, un conteo sanguíneo completo y un análisis de orina. Tendrá que dar una historia clínica completa de la salud de su perro, incluyendo una historia clínica de fondo de los síntomas.

El veterinario ordenará una radiografía del tórax y buscará evidencia de agrandamiento de la aurícula derecha y del ventrículo, así como de un riñón agrandado. La ecocardiografía también se puede utilizar para examinar el corazón y el tórax, mostrando una imagen de ultrasonido del tamaño, movimiento y composición del corazón y la estructura circundante. Un electrocardiograma para medir la actividad eléctrica y la presión dentro del corazón, será necesario para verificar un diagnóstico definitivo de la anomalía de Ebstein.

Tratamiento

No existe cura para la anomalía de Ebstein, por lo que el tratamiento médico es el único enfoque práctico disponible. El reemplazo quirúrgico de la válvula tricúspide se puede realizar con éxito en algunas instituciones. Su veterinario puede aconsejarle sobre los beneficios potenciales de tal operación y dónde puede acudir para recibir atención médica. Si se desarrolla insuficiencia cardíaca derecha, será necesario reducir la ingesta de sodio. Hay algunos medicamentos para tratar esta enfermedad, usted necesitará trabajar estrechamente con su veterinario para elaborar un tratamiento y un plan de medicación que sea apropiado para su perro.

Vivir y gestionar

Su veterinario establecerá un horario para monitorear el progreso de su perro. Las imágenes de ecocardiograma tendrán que ser tomadas de vez en cuando para medir la condición de su perro y ajustar los métodos de tratamiento en consecuencia. Se debe fomentar la actividad para fortalecer el corazón. Su veterinario puede aconsejarle sobre qué actividades son las mejores para su perro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *