noviembre 9, 2018

Defecto cardíaco congénito (defecto del tabique auricular) en perros

Defecto Septal Auricular en Perros

La comunicación interauricular (CIA) es una anomalía cardíaca congénita que permite el flujo sanguíneo entre las aurículas izquierda y derecha a través del tabique interauricular (la pared de separación). Típicamente, la sangre se desviará hacia la aurícula derecha, causando una sobrecarga de volumen hacia la aurícula derecha, el ventrículo derecho y la vasculatura pulmonar, lo cual algunas veces puede llevar a hipertensión pulmonar. Sin embargo, si las presiones del lado derecho son demasiado altas, la derivación puede ocurrir de derecha a izquierda, causando cianosis generalizada.

La CIA es más común en gatos (9 por ciento de los defectos cardíacos congénitos) que en perros (0,7 por ciento), aunque un estudio reciente de Francia sugiere una mayor incidencia, ya que la CIA representa el 37,7 por ciento de los defectos cardíacos congénitos en los datos agrupados de perros y gatos.

Síntomas y tipos

La CIA ocurre en uno de tres lugares: en el tabique auricular inferior (defecto del ostium primum, que es el más común), cerca de la fosa oval (defecto del ostium secundum), o en el craneodorsal de la fosa ovalis (defecto venoso sinusal). Los signos comunes asociados con el TEA incluyen:

  • Intolerancia al ejercicio
  • Desmayo/pérdida del conocimiento (síncope)
  • Dificultad para respirar (disnea)
  • Tos
  • Soplo cardíaco
  • Piel azulada (cianosis)
  • Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis) si se presenta insuficiencia cardíaca derecha

Causas

La causa subyacente de la comunicación interauricular se desconoce actualmente.

Diagnóstico

Deberá proporcionar al veterinario una historia clínica completa de la salud de su perro, incluyendo la aparición y la naturaleza de los síntomas. Luego, el médico llevará a cabo un examen físico completo, así como un perfil bioquímico, un análisis de orina, un conteo sanguíneo completo y un panel de electrolitos.

Las radiografías y los electrocardiogramas generalmente muestran el agrandamiento de los vasos cardíacos y pulmonares del lado derecho en pacientes con defectos grandes, mientras que un ecocardiograma puede revelar la dilatación de la aurícula derecha y el ventrículo derecho y el orificio real (una caída del tabique). Las arritmias y las alteraciones de la conducción intraventricular también pueden ser visibles utilizando estos procedimientos de diagnóstico. Para documentar el flujo sanguíneo a través del orificio y la alta velocidad de eyección a través de la arteria pulmonar, la ecocardiografía doppler es útil.

Tratamiento

Los perros con insuficiencia cardíaca congestiva deben ser hospitalizados hasta que estén estables. La cirugía a corazón abierto puede ser necesaria para reparar el defecto, pero a menudo es muy costosa. Consulte con su veterinario el mejor y más asequible tratamiento para usted y su mascota. Para algunos defectos de tipo secundario, se puede implantar un dispositivo amplificador para cerrar el orificio.

Vivir y gestionar

El pronóstico en los perros con CIA depende del tamaño del defecto y de las anormalidades coexistentes, aunque a menudo se vigila a los pobres. Por ejemplo, es poco probable que los defectos pequeños y aislados progresen, mientras que los defectos de tipo primo son típicamente más grandes con un peor pronóstico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *