octubre 27, 2018

Breeding Timing in Dogs

Cronología de la reproducción para maximizar la fertilidad en los perros

La sincronización de la reproducción se refiere a la sincronización intencionada de la inseminación durante el período de celo, comúnmente refrendada como «en celo», con el fin de maximizar la fertilidad y las posibilidades de concepción. Esta técnica puede ser utilizada para asegurar la concepción en perros.

La condición o enfermedad descrita en este artículo médico puede afectar tanto a perros como a gatos.

Síntomas y tipos

Con el fin de maximizar las probabilidades de concepción con una cría adecuada en las perras, lo mejor es señalar, tan cerca como sea posible, el día de la ovulación de la perra, más comúnmente llamada perra, que es la terminología correcta. Los síntomas de aparición del celo en la hembra se evidencian por la hinchazón de la vulva y la aparición de un flujo vaginal claro a pardusco. El animal macho, o semental, mostrará interés en la hembra, y ella puede exhibir «bandera», por la cual responderá a ser acariciada en la región genital elevando la cola hacia un lado. Un examen vaginal, sin embargo, sirve como un mejor indicador de un período fértil que los signos físicos y conductuales antes mencionados.

Causas

El momento de la reproducción y las técnicas de maximización de la fertilidad relacionadas pueden utilizarse por varias razones. Esto puede ser considerado necesario si hay un aparente fracaso para lograr la concepción en la perra.

Diagnóstico

El método más fiable para determinar el ciclo ovulatorio es el examen vaginal y la vaginoscopia, con el fin de examinar el revestimiento vaginal y determinar si la perra está en celo. Se examinarán los niveles hormonales, como la HL y la progesterona, para determinar cuándo los niveles de fertilidad están llegando a su punto máximo. Además, una ecografía de los ovarios puede ayudar a verificar la ovulación.

Tratamiento

Para maximizar la fertilidad al criar perros, es necesario estimar el día de ovulación de la hembra. Debido a esto, se puede administrar una hormona luteinizante (LH) a las hembras para controlar la ovulación y regular el ciclo de la hembra, lo que permite que la cría se realice en el momento oportuno. El período de máxima fertilidad ocurre aproximadamente de cinco a seis días después de los picos de LH. En este tiempo, se pueden realizar múltiples crianzas inseminando a la hembra hasta tres veces por semana después de que los niveles de progesterona hayan aumentado. El semen congelado, aunque es menos probable que funcione que el semen fresco refrigerado, puede utilizarse para inseminar a la hembra; es frecuente una sola inseminación cinco o seis días después del pico de hormonas de la hormona luteinizante. Es importante programar la inseminación en base a los niveles de progesterona para mejorar las posibilidades de concepción.

Vivir y gestionar

Una vez que se han tomado las medidas iniciales de maximización de la fertilidad, se puede realizar un examen de seguimiento del embarazo para determinar el éxito del procedimiento. Esto se puede hacer a través de muestras vaginales. El período de gestación de las perras dura aproximadamente 63 días desde la ovulación.

Prevención

Los factores relacionados con la edad pueden hacer que la concepción sea más difícil para los animales mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *