agosto 26, 2020

Agresión posesiva y territorial en los perros

Algunos perros son peligrosos para otros perros, e incluso para los humanos, mientras están comiendo. De hecho, los perros pueden ser agresivos en la protección de todo lo que consideran sus posesiones, como comida, tazones, objetos que roban o encuentran, y juguetes. También son muy territoriales y defenderán cualquier área que consideren que está bajo su dominio (por ejemplo, el hogar).

¿Esta agresión es peligrosa? Absolutamente. Sin embargo, este es un comportamiento normal. Los perros se crían para proteger, y a veces puede ser una cuestión de entrenamiento y comportamiento aprendido. Una valla segura es una solución, pero tenga en cuenta que ninguna valla es absolutamente segura. En algunos perros el comportamiento puede ser modificado, pero primero hay que entender cuál es la causa subyacente.

Síntomas

  • Gruñidos
  • Levantar el labio superior
  • Ladridos agresivos
  • Snapping
  • Lunging
  • Mordiendo
  • Reacción extrema cuando alguien se acerca al espacio del perro (por ejemplo, el patio trasero)
  • El timbre puede provocar un frenesí de agresión

Causas

Hay veces que el perro desarrolla el hábito de defender la comida, los objetos y el territorio siendo agresivo porque ha tenido resultados exitosos en el pasado. Otras causas comunes incluyen:

  • Las condiciones médicas subyacentes
  • Pobre socialización como un cachorro
  • Maduración sexual
  • Inbrebreeding (endogamia)
  • Medio Ambiente
  • Comportamiento de la orden de embalaje
  • Genético (o normal para el perro o la raza en particular)

Diagnóstico

Su veterinario descartará primero cualquier enfermedad subyacente. Si no se encuentra nada que explique el comportamiento, puede referirlo a un especialista en comportamiento animal que se especialice en el entrenamiento de perros.

Tratamiento

Es probable que no vayas a «curar» a este perro agresivo, sin embargo, controlar el comportamiento es el objetivo. Si el número de incidentes agresivos puede disminuir, deberías sentir que has tenido éxito. Un especialista en entrenamiento de perros puede ayudarle a desarrollar herramientas de seguridad y manejo.

La seguridad debe ser la principal preocupación. Evite las situaciones que puedan provocar una reacción agresiva. Si su conductista recomienda técnicas de entrenamiento basadas en el castigo/dominio, puede buscar ayuda alternativa, ya que puede intensificar la agresión. Hay mejores maneras de tratar el problema.

Alimente al perro en un espacio reducido y no le dé objetos que puedan incitar a un comportamiento agresivo. Confínelo en áreas donde la gente no pueda ser escuchada ni vista. Finalmente, enseñe a su perro a usar un cabestro y un bozal de canasta.

En casos extremos, puede ser necesario sacrificar al perro (eutanasia), ya que a veces es la única manera de evitar que el perro dañe a otros, especialmente a aquellos que ya han estado involucrados en un incidente o incidentes.

Vivir y gestionar

La modificación del comportamiento requiere paciencia y consistencia. También lleva tiempo antes de que los resultados sean visibles. En presencia de estímulos que provoquen agresión, intente técnicas de desensibilización y de contra-acondicionamiento. Use bozales de cesta para la seguridad cuando trabaje con el perro.

Enséñale primero a sentarse y a relajarse con una orden verbal. Hágalo en un lugar neutral y utilice recompensas de comida en trozos pequeños para evitar la agresión alimentaria durante estos ejercicios; recompense también el comportamiento no agresivo. Aumente gradualmente el nivel de estimulación, teniendo cuidado de mantenerse por debajo del umbral que dará lugar a la agresión. Recuerden, la paciencia será importante, ya que el progreso es lento. Justo cuando crees que has hecho una diferencia, puede haber signos de un retroceso. Es importante mantenerse firme con los ejercicios de entrenamiento.

Aunque hay medicamentos en el mercado para este trastorno del comportamiento, no se recomiendan. Si su veterinario le receta un medicamento, sólo debe ser utilizado en asociación con la modificación del comportamiento. Nunca debe utilizarse solo, ya que no resolverá el problema.

Ver también

bozal

El término para las fosas nasales y los músculos de los labios superiores e inferiores de un animal; también puede ser usado para describir un tipo de herramienta usada para evitar que un animal muerda

halter

El término para un arnés que es usado por ciertos animales; se ajusta sobre la cabeza y la nariz

dominio

La tendencia de un animal a dominar a otro, en carácter o en actividad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *