agosto 25, 2020

Regurgitación en perros

La regurgitación se refiere al proceso en el que el contenido del estómago del perro (es decir, la comida) se desplaza hacia atrás por la vía esofágica y hacia la boca. Esta condición médica puede ser congénita (hereditaria) o adquirida por diversas causas. Afortunadamente, las modificaciones en la dieta del animal, junto con la medicación, corregirán la condición.

La regurgitación puede ocurrir tanto en perros como en gatos. Si desea saber cómo este trastorno médico afecta a los gatos, por favor visite esta página en la biblioteca de salud de MascotaWiki.

Síntomas

Los síntomas comunes asociados con la regurgitación incluyen:

  • Fiebre
  • Letargo
  • Vómitos
  • Tos
  • Pérdida de peso
  • Nariz que gotea
  • Dificultad para tragar
  • Mal aliento (halitosis)
  • Un apetito voraz
  • Hinchazón en el cuello
  • Aumento de los ruidos de la respiración

Causas

La regurgitación puede ocurrir en cualquier raza, aunque hay varias que están predispuestas a la condición, incluyendo el Terrier Zorro de Alambre, Schnauzer Miniatura, Gran Danés, Pastor Alemán, Setter Irlandés, Labrador Retriever, Terranova y Shar-Pei Chino.

Los problemas médicos que pueden causar la regurgitación incluyen:

  • Problemas en la garganta, a menudo presentes en el nacimiento
  • Problemas congénitos con el tracto esofágico
  • Problemas adquiridos en la garganta que pueden implicar cáncer, presencia de cuerpos extraños, rabia, envenenamiento y enfermedades musculares (miopatía).
  • Enfermedad esofágica adquirida que puede desarrollarse a partir de un aumento de tamaño del esófago, tumor, cáncer, hernia de hiato, estrechamiento del esófago y problemas con el sistema nervioso automático.

Diagnóstico

Primero, su veterinario determinará si el vómito por sí solo causó los síntomas asociados con la regurgitación. Si la condición se ha prolongado, se realizará un examen del área de la garganta para determinar la extensión del daño a largo plazo. También se pueden utilizar radiografías u otras formas de diagnóstico por imágenes para examinar internamente los daños.

Tratamiento

Es probable que se realice un experimento con la dieta del perro para ver si la condición disminuye con las modificaciones. En la mayoría de los casos, la regurgitación requerirá una terapia continua.

Vivir y gestionar

La administración continua de cualquier medicamento necesario, así como el control de la dieta, será importante para controlar esta condición.

Prevención

Hay una variedad de medicamentos que pueden ayudar a prevenir la regurgitación, así como antibióticos que pueden ayudar con cualquier síntoma o signo de neumonía, que también se presenta comúnmente en casos de regurgitación.

regurgitación

El retorno de los alimentos a la cavidad oral después de ser ingeridos

miopatía

Una condición de los músculos en la que están enfermos

hernia

La condición de tener una parte del cuerpo que sobresale a través del tejido que normalmente lo cubriría

esófago

El tubo que se extiende desde la boca hasta el estómago

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *