noviembre 14, 2020

Welsh Terrier Información y fotos de esta raza de perro

El Welsh Terrier o «Welshie», como lo llaman cariñosamente sus fans, es un verdadero terrier en todos los sentidos de la palabra. Es un perro de tamaño medio, más pequeño, con un pelaje de pelo de alambre marrón y negro y pelo facial que le da el aspecto de tener una gran perilla de monte.

Sin embargo, para alguien que nunca ha tenido un terrier y que está enamorado de la apariencia distinguida de los Welsh Terriers, es importante que considere detenidamente en qué se va a meter antes de salir corriendo y traer a casa un cachorro de Welsh Terrier. Definitivamente son una raza de alto mantenimiento que requiere un patio de buen tamaño y mucho estímulo para mantener su mente ocupada.

Dejados a su suerte y dejando salir la puerta principal para dirigir el vecindario, el Welsh Terrier es perfectamente capaz de causar estragos entre sus vecinos y sus pequeñas mascotas. Sin embargo, el Welsh Terrier es reconocido como una de las razas de terrier menos difíciles, dóciles y más fáciles de entrenar.

A diferencia de otros perros que sólo están en ella para la persecución, un Welsh Terrier, al igual que la mayoría de las otras razas de terrier matará a cualquier animal pequeño que persiga y eso incluye a los gatos o cualquier otra mascota pequeña que llame la atención y huya de ellos. Sin embargo, por otro lado, el Welshie es una fuente inagotable de diversión y tiene una inteligencia casi humana y es bien conocido por su juguetón.

Requieren algún grado de entrenamiento de obediencia desde el principio y luego un programa continuo de entrenamiento durante toda su vida para mantenerlos a raya. Los terrier son perros agresivos que fueron criados para la caza y el control de roedores y, por lo tanto, son cazadores persistentes sin parar. Una vez que han encontrado algo tan pequeño como un ratón o una lagartija en algún lugar, regresan a ese lugar todos los días como un reloj, con la esperanza de encontrar otro para sacarlo y despacharlo.

El galés es un perro guardián alerta, intrépido y persistente que tiene un ladrido agudo y ocupado cuando detecta un intruso y es un gran compañero para tener dentro y alrededor de la casa si tienes espacio para uno.

Apariencia

El Welsh Terrier es una raza de perro que debe ser vista en persona para apreciar plenamente su aspecto único, ya que las fotos no le hacen justicia. Es la perilla que llama la atención y crea para esta raza de perro su distinguida apariencia europea.

Su cabeza alargada en forma de ladrillo y sus cejas tupidas sólo contribuyen al aspecto general único de este activo «bribón» de una raza de perro. Tiene un pelaje rizado de longitud media de color marrón y negro con pelo de alambre, con la coloración negra predominante en sus costados y espalda, así como su cola cortada.

Sin embargo, el Welsh Terrier nace negro y lo seguirá siendo durante todo su primer año, cambiando de color gradualmente a medida que madura. Su pelo también está compuesto de dos capas y ambas son gruesas, por lo que es propenso a la descamación. El Welshie es un perro pequeño de tamaño medio, con los machos de entre 15-17 pulgadas de altura y un peso de entre 20-22 libras y las hembras son ligeramente más cortas por alrededor de una pulgada y ligeramente más livianas por aproximadamente 3-4 libras.

Es un perro activo y robusto de apariencia compacta, pero su tamaño puede ser engañoso en el sentido de que requiere la misma cantidad de espacio y seguridad que una raza de perros mucho más grande. En general, el Welsh Terrier es un perro divertido de ver con su aspecto singularmente guapo y su comportamiento ocupado y juguetón.

Personalidad

Es verdaderamente irónico que el Welsh Terrier se parezca tanto a un caniche, porque su temperamento es cualquier cosa menos el de una raza dócil. Esto no quiere decir que este perro no sea una buena mascota, porque es una excelente mascota cariñosa, pero el Welsh Terrier debe ser emparejado con un dueño que tenga la habitación y el tiempo para ello.

El galés no conoce el miedo y luchará con cualquier perro, independientemente de su tamaño, si se le desafía a hacerlo, y también es un cazador implacable que perseguirá a un ratón durante días bajo una casa si es necesario. Así que pueden ser granujas si no tienen un patio de buen tamaño con mucho espacio para correr y jugar.

Care

El Welsh Terrier no requiere ningún cuidado especial, salvo el cepillado de su abrigo y el baño ocasional. Sin embargo, hay algunas cosas a considerar debido a la naturaleza de esta raza. Por ejemplo, debido a que es un cazador tan prolífico de caza menor como ratas y ratones, puede ser más susceptible a los gusanos que se pueden contraer de sus pequeñas presas.

Además, hay que tener especial cuidado para asegurar que se mantenga fuera de la travesura, lo que significa una valla alta extra segura. El Welsh Terrier es un artista del escape muy inteligente y astuto, por lo que esto debe tenerse en cuenta al construir su cercado.

Historia

En cuanto a las razas de perros, el Welsh Terrier no es una raza antigua, pero no obstante es una raza bastante antigua, con dibujos y obras de arte que datan de principios de 1800 que son las primeras representaciones de un perro que se parece a él. Se cree, sin embargo, que la raza es el primer terrier original y que se desarrolló en las montañas de Gales al menos hace trescientos o cuatrocientos años.

El perro en las fotos más antiguas se llamaba en ese entonces Terrier de pelo negro y fuego o Terrier Inglés Antiguo. El perro no ha cambiado en absoluto desde aquellos primeros días, porque sus representaciones de aquella época anterior se parecen perfectamente al Welsh Terrier actual, de hecho.

La raza que ahora se conoce como Welsh Terrier se desarrolló originalmente como un perro de juego que se utilizaba para la caza de pequeños animales como el conejo y el zorro y era conocido por su coraje así como por su propensión a perseguir la caza menor bajo tierra en sus surcos, lo que los sabuesos son reacios a hacer.

Además, los Welsh Terriers en aquellos tiempos cumplían una doble función como perros de control de roedores, porque eran entonces y siguen siendo bastante buenos en ello. La primera clasificación registrada de la raza conocida como Welsh Terriers fue en el año 1884, en Cordobés, donde, de hecho, hubo veintiún inscripciones ese primer año, pero incluso entonces mucha gente siguió mostrando sus perros bajo el nombre de raza Terriers Ingleses Antiguos también.

Esta práctica continuó hasta el año 1893 cuando un perro llamado «Dick Turpin» fue mostrado bajo una doble clasificación como Welsh Terrier y también como Old English Terrier. Fue un hombre llamado Prescott Lawrence el que trajo los primeros Welsh Terriers al continente norteamericano en 1888. Posteriormente mostró sus dos perros en el viejo Madison Square Garden bajo la clasificación de «misceláneos».

No se cree que se hayan importado otros Welsh Terriers durante varios años, aparte de los perros que Prescott Lawrence trajo y mostró originalmente. Sin embargo, en 1901 se creó una clasificación para el Welsh Terrier en Westminster y algunos perros y sus dueños aparecieron por primera vez entonces.

El Welsh Terrier ganó posteriormente en popularidad y es conocido como el menos pendenciero y más fácil de entrenar y manejar de todas las razas de terrier común. Algunos Welsh Terrier son más dóciles que otros debido a la cría desde que se introdujo en los Estados Unidos y en el continente norteamericano, por lo que cada vez más personas los encuentran propicios para un ambiente doméstico, de ahí que su popularidad siga creciendo hasta el día de hoy.

¿Tiene preguntas o quiere compartir su opinión?

Haga clic aquí para crear un tema en nuestro foro (PetW.org)