agosto 19, 2021

Preguntas frecuentes sobre tumores caninos


Hay varios tipos de enfermedades tumorales para perros que pueden afectar a los perros, sin importar el sexo, la edad, la raza o el tamaño. La detección precoz supone una mayor tasa de supervivencia.

¿Cuáles son los síntomas de los tumores?

A menudo el tumor aparece como un bulto o protuberancia que se puede palpar colocando las manos sobre el lugar. A veces los tumores pueden aparecer como bultos rojos, que pican o se ulceran. Los tumores pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero suelen aparecer en el tronco o las extremidades.

Otros síntomas pueden ser:

  • Pérdida de apetito
  • Vómitos
  • Letargo
  • Diarrea
  • Heces con sangre
  • Anomalías en la coagulación de la sangre
  • Picor
  • Tos
  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos
  • Respiración dificultosa
  • Úlceras duodenales
  • Latidos irregulares del corazón

¿Cuál es el pronóstico?

La detección temprana de un tumor suele traducirse en una mejor tasa de supervivencia. Los propietarios de perros deben inspeccionar a su perro en busca de bultos con regularidad. Esto puede hacerse durante una sesión de acicalamiento, ya que el propietario ya está tocando al perro.

Existen varios métodos para confirmar el diagnóstico de un tumor. Algunos de estos métodos son los análisis de sangre, las ecografías, las biopsias (muestras tomadas de un tumor), las radiografías y el uso de aspirados con aguja fina, que son muestras de líquido tumoral extraídas del propio tumor. Tras la extirpación de un tumor, éste se clasifica para determinar la gravedad del cáncer. El tumor también se clasifica para determinar la extensión del cáncer. Esto es especialmente importante con los tumores de mastocitos. Los mastocitos forman parte del sistema inmunitario y, por tanto, los tumores de mastocitos son especialmente difíciles de tratar.

¿Cuáles son los tratamientos para los tumores?

Dependiendo del tipo de tumor y de la velocidad a la que se extienda, existen varios tratamientos posibles. La cirugía es una opción. La extirpación del tumor es importante para evitar la propagación del cáncer a otros tejidos sanos.

La quimioterapia y la radiación suelen combinarse para evitar la propagación del cáncer a los tejidos sanos de todo el cuerpo. A veces, esta combinación disminuye el tamaño de un tumor, por lo que puede ser extirpado quirúrgicamente. En el caso de los cánceres de evolución rápida, como el carcinoma canino, el uso de quimioterapia y radiación sólo mejorará la calidad de vida del perro, pero no mejorará el resultado ni prolongará su vida. Sólo permitirá reducir el sufrimiento.

La quimioterapia puede administrarse por vía oral en forma de píldora o inyectada. Normalmente es necesaria una estancia en el hospital si el tratamiento requiere una inyección. La diarrea, la disminución de la inmunidad, la pérdida de apetito, el letargo, la caída del cabello y las náuseas son los efectos secundarios habituales de la quimioterapia y la radioterapia. Algunos de estos efectos secundarios pueden tratarse con otros fármacos para minimizar su intensidad.

A veces la quimioterapia desencadena una remisión del cáncer. Sin embargo, esto suele ser temporal, por lo que es necesario un seguimiento frecuente para reanudar la quimioterapia en caso de que el cáncer vuelva a aparecer. Es importante recordar que la quimioterapia no cura el cáncer, sino que mejora la calidad de vida restante.

¿Tiene preguntas o quiere compartir su opinión?

Haga clic aquí para crear un tema en nuestro foro (PetW.org)

IMPORTANTE

Por favor, tenga en cuenta que toda la información proporcionada en MascotaWiki.com (incluyendo síntomas, tratamientos y enfermedades y otros) es sólo para fines informativos y educativos y nunca debe bajo ninguna circunstancia aplicar la información proporcionada en MascotaWiki.com en sus mascotas. Por favor, consulte con un veterinario certificado sobre sus mascotas.