agosto 25, 2020

Inflamación de la piel y los ojos debido a un trastorno autoinmune (síndrome uveodermatológico) en perros

Síndrome Uveodermatológico en Perros

El sistema inmunológico de su perro produce sustancias químicas llamadas anticuerpos para proteger su cuerpo contra sustancias y organismos nocivos como virus, bacterias, etc. Un trastorno autoinmune es una condición en la que el sistema inmunológico no puede diferenciar entre los antígenos nocivos y sus propios tejidos corporales sanos, lo que lo lleva a destruir los tejidos corporales sanos. El síndrome uveodermatológico es uno de esos trastornos autoinmunes que se sabe que afectan a los perros.

Algunas razas corren un mayor riesgo de desarrollar este trastorno, como los Akitas, los Samoyedos y los huskies siberianos. Sin embargo, los perros de todas las edades están en riesgo.

Síntomas y tipos

  • Inflamación del interior del ojo (úvea)
  • Pérdida de pigmentación de la piel (leucodermia) en la nariz, los labios, los párpados, las almohadillas de los pies, el escroto, el ano y el paladar duro.

Causas

Trastorno autoinmune subyacente

Diagnóstico

Después de registrar un historial completo, el veterinario le hará un examen físico y oftalmológico completo a su perro, teniendo en cuenta los antecedentes de los síntomas y los posibles incidentes que podrían haber llevado a esta condición. El trabajo de laboratorio estándar incluirá un perfil químico de la sangre, un recuento sanguíneo completo, un análisis de orina y un panel de electrolitos. Los resultados de estas pruebas suelen ser normales en animales con este trastorno.

Su veterinario también tomará muestras de tejido de piel para enviarlas al laboratorio para su evaluación. El patólogo veterinario examinará la muestra de tejido al microscopio para distinguir cualquier cambio que sea característico de esta condición.

Tratamiento

La terapia inmediata es de suma importancia para prevenir daños permanentes en los ojos. Si el tratamiento no se inicia a tiempo, su perro puede desarrollar complicaciones e incluso puede quedar permanentemente ciego.

El objetivo principal del tratamiento es suprimir la respuesta inmunológica anormal que se está produciendo contra los tejidos sanos del cuerpo, en este caso los ojos y la piel. Basándose en los resultados finales, se prescribirán las inyecciones y gotas oculares apropiadas para su perro.

Debido a que la supresión del sistema inmunológico puede llevar a sus propias complicaciones, tendrá que repasar los detalles de este enfoque con su veterinario. Hay importantes medidas que deben tomarse para proteger a su perro de adquirir infecciones graves mientras se somete a la terapia del sistema inmunológico.

Vivir y gestionar

Durante el curso inicial del tratamiento, puede que necesite visitar a su veterinario dos veces por semana. En cada visita, el veterinario realizará pruebas de laboratorio y exámenes oculares para controlar el progreso de su perro y ajustar los medicamentos según sea necesario. Las dosis de los medicamentos deben ser ajustadas regularmente para prevenir algunas de las complicaciones que a menudo están relacionadas con la terapia inmunosupresora.

Por último, deberá controlar la salud general de su perro e informar al veterinario de cualquier cosa que le preocupe para que pueda resolverla rápidamente, antes de que se convierta en un problema que pueda poner en peligro su vida.

uvea

El término se refiere a la parte del ojo que contiene el iris, los cilios y la coroides.

análisis de orina

Un examen a fondo de las propiedades de la orina; se utiliza para determinar la presencia o ausencia de enfermedades

escroto

El saco que sostiene los testículos; también puede ser referido como el saco escrotal

ano

El final del tracto gastrointestinal; la abertura al final del tracto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *