agosto 25, 2020

Envenenamiento de la palma de sagú en los perros

Toxicidad de la palma de sagú

Se sabe que los perros mastican y comen plantas, y a veces, sin darse cuenta, comen plantas que tienen propiedades tóxicas para ellos. Las palmas de sagú son una de estas plantas. Las hojas de la palma de sagú pueden causar graves daños al hígado y potencialmente la muerte cuando son ingeridas por los perros.

La palma de sagú también se conoce coloquialmente como palma de coontie, palma de cartón, cícadas o zymias.

Síntomas y tipos

Los síntomas que se observan con la ingestión de palmas de sagú incluyen:

  • Vómitos
  • Sangre en las heces
  • Diarrea con sangre
  • Icterus (coloración amarilla de la piel y las encías)
  • Aumento de la sed
  • Aumento de la orina
  • Moretones
  • Sangrar con facilidad (coagulopatía, DIC)
  • Signos neurológicos como la depresión, la circularidad, la parálisis, las convulsiones, el coma…
  • Muerte

Causas

Los síntomas que se observan son el resultado de un daño hepático causado por una toxina llamada cycasina que se encuentra en la palma de sagú. La enfermedad hepática puede provocar déficits hemorrágicos (coagulación intravascular diseminada – CID), es decir, hemorragias y coágulos anormales en el torrente sanguíneo, y anomalías neurológicas.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los antecedentes de ingestión de la planta y en los resultados de los análisis de sangre y orina que apoyan la enfermedad hepática.

Tratamiento

Si la ingestión acaba de producirse y no hay síntomas, el médico puede inducir el vómito utilizando apomorfina, peróxido de hidrógeno o ipecacuana. Consulte a su veterinario inmediatamente si sospecha o sabe que su perro ha comido alguna parte de una palma de sagú. El carbón activado también puede utilizarse para absorber el veneno en el estómago. También puede ser necesario un lavado gástrico («bombear el estómago»).

Si la evidencia de la enfermedad hepática es evidente a través de signos clínicos o anomalías en los análisis de sangre y/o de orina, entonces será necesario un tratamiento adicional. Se requerirá terapia de fluidos y transfusiones de sangre o plasma. Se recomienda controlar los vómitos con medicamentos antieméticos. Los antibióticos, los protectores gastrointestinales y la vitamina K también pueden ser administrados por su veterinario. La S-adenosilmetionina, el ácido ursodeoxicólico o la vitamina E también pueden ser beneficiosos.

Prevención

Evite la ingestión manteniendo las palmas de sagú fuera del alcance de su perro. Lo ideal es retirar las plantas de su jardín por completo si están presentes.

Ver también:

lavado

Tejido irritante con una gran cantidad de algún tipo de fluido

gastrointestinal

El tracto digestivo que contiene el estómago y el intestino

emético

Cualquier sustancia que cree la necesidad de vomitar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *