octubre 13, 2018

El aborto en los perros

Hay numerosas razones por las que los dueños de mascotas desean evitar el embarazo en sus mascotas.

Hay numerosas razones por las que los dueños de mascotas desean evitar el embarazo en sus mascotas. Es una preocupación común, y hay maneras de realizar una interrupción segura del embarazo si su perra se ha quedado embarazada. Si usted está considerando terminar un embarazo en su perra, se recomienda que primero busque el consejo y la asistencia de un profesional médico, para que se pueda realizar una evaluación completa de los riesgos y efectos secundarios.

Por otro lado, también es importante tener en cuenta que las perras pueden experimentar abortos espontáneos o abortos espontáneos por una variedad de razones médicas. Ambas situaciones se tratarán aquí.

Síntomas y tipos

Si tu perra ha experimentado un aborto espontáneo, lo más común que puedes notar es sangrado vaginal anormal; en algunos casos se puede encontrar un feto expulsado. La causa más común de un aborto espontáneo es la muerte fetal debido a un desequilibrio hormonal.

En el caso de un aborto planeado, el sangrado es el síntoma más común después del procedimiento. Se aconseja que vigile de cerca a su perro para que pueda responder rápidamente a cualquier efecto secundario o problema de salud.

Diagnóstico

Un equipo de ultrasonido puede detectar un embarazo en una perra. Además, el ultrasonido de un feto suele ser necesario antes de que muchos proveedores de atención de la salud acepten un aborto con medicamentos. Los instrumentos del tipo Doppler también se pueden usar para escuchar los latidos del corazón del feto si el embarazo está lo suficientemente avanzado.

Tratamiento

Para los propietarios que buscan opciones seguras para prevenir un embarazo no deseado o interrumpir un posible embarazo, existen varias alternativas médicas a considerar. Para prevenir permanentemente el embarazo en las perras, la esterilización (ovariohiperectomía) es la mejor opción. Para la interrupción del embarazo, estas son las opciones médicas más comunes:

Estrógenos inyectables: un profesional médico puede administrarlos para prevenir un embarazo. El estrógeno debe ser inyectado poco después de la cópula para que sea efectivo. Sin embargo, hay varios efectos secundarios potenciales a tener en cuenta, incluyendo la supresión de la médula ósea y la piometra (es decir, infección del útero).

Estrógenos orales – No se recomiendan porque son ineficaces y pueden causar piometra en animales.

Prostaglandina F2 alfa – Esta es una hormona natural que ha demostrado inducir un aborto seguro para las mascotas cuando es monitoreada por un profesional de la salud. La mayoría de los efectos secundarios suelen ser leves, si es que están presentes. Algunos de los efectos secundarios conocidos del medicamento incluyen jadeo, temblores, náuseas y diarrea.

Dexametasona – Esta es también una opción viable para inducir un aborto para las mascotas. La inyección suele ir seguida de efectos secundarios tales como jadeo, consumo excesivo de alcohol (polidispía) y micción (poliuria).

Vivir y gestionar

Es importante notar que a pesar de los mitos que rodean al método, las duchas poscoitales no terminan efectivamente un embarazo no deseado en las mascotas. Después de un aborto planeado y espontáneo, puede haber una gran cantidad de molestias y/o algún sangrado vaginal o flujo anormal. Los dueños de mascotas deben observar cuidadosamente el comportamiento de sus animales para asegurar que no se desarrollen problemas más serios como resultado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *