noviembre 16, 2018

Destrucción de la glándula pituitaria en los perros

Hipopituitarismo en perros

La glándula pituitaria produce varias hormonas, de las cuales una o más pueden faltar. La condición resultante, el hipopituitarismo, está asociada con la baja producción de hormonas que produce la glándula pituitaria, una pequeña glándula endocrina ubicada cerca del hipotálamo en la base del cerebro. De estas hormonas, algunas de las más significativas clínicamente son la hormona estimulante de la tiroides (TSH); la hormona adrenocorticotrópica (producida por la glándula pituitaria anterior que estimula la corteza suprarrenal); la hormona luteinizante (que estimula la secreción de esteroides sexuales); la hormona estimulante de los folículos (secretada por las gonadotropinas en la glándula pituitaria anterior); y la hormona del crecimiento (GH). El hipopituitarismo también puede ser el resultado de la destrucción de la glándula pituitaria por un proceso canceroso, degenerativo o anómalo.

Se sabe que este trastorno ocurre en promedio en perros de entre dos y seis meses de edad. Parece haber alguna disposición racial, apareciendo con más frecuencia en pastores alemanes, perros de oso de Carnelia, spitzes, pinchadores de juguete y weimaraners. En los pastores alemanes y los perros oso de Carnelia la causa se ha relacionado con un simple rasgo genético autosómico recesivo.

Síntomas

Los síntomas del hipopituitarismo pueden variar dependiendo de qué hormonas faltan y qué función corporal se ve afectada por el déficit. Por ejemplo, la falta de hormonas luteinizantes puede resultar en anormalidades sexuales como genitales anormalmente pequeños, y la deficiencia de GH puede resultar en una falta de crecimiento apropiado o enanismo. Si la glándula está siendo afectada por cáncer o tumor, el perro afectado puede estar experimentando dolor de cabeza (con la consiguiente presión en la cabeza), o problemas visuales. Otros síntomas incluyen

  • Retraso mental, que se manifiesta como dificultad para romper una casa
  • Piel delgada e hipotónica: con tono o tensión inferior a lo normal, como la de los músculos o las arterias.
  • Pérdida de cabello en el tronco (alopecia)
  • Hiperpigmentación cutánea – oscurecimiento de un área de la piel
  • Retraso en la erupción dental
  • Presión en la cabeza debido al dolor en la cabeza a causa de un tumor

Causas

  • Congénito
  • La bolsa de Cystic Rathke: un tumor quístico benigno que resulta de los remanentes de tejido fetal remanente.
  • Deficiencia aislada de GH (hormona del crecimiento)
  • Tumor hipofisario
  • Adquirido
  • Trauma
  • Radioterapia

Diagnóstico

Usted necesitará dar una historia completa de la salud de su perro, crecimiento, desarrollo conductual, inicio de los síntomas y posibles incidentes que pudieran haber precedido a esta condición, como un traumatismo en la cabeza. Se realizará un perfil sanguíneo completo, incluyendo un perfil sanguíneo químico, un conteo sanguíneo completo y un análisis de orina. Los exámenes de sangre son el método más confiable para el diagnóstico de esta afección.

Los resultados de los exámenes de sangre estándar pueden mostrar niveles elevados de eosinofilia (glóbulos blancos), linfocitosis (enfermedad de los ganglios linfáticos), hipofosfatemia (deficiencia de fósforo) o hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre). Otros exámenes de laboratorio analizarán los niveles de hormonas en el torrente sanguíneo. Su veterinario querrá que traigan a su perro para una extracción de sangre matutina para medir los niveles basales de TSH y prolactina. Otro examen de sangre, llamado prueba dinámica, mide los niveles hormonales después de la inyección de una sustancia estimulante de hormonas. Esto se puede utilizar para verificar los niveles de ACTH y GH. Los resultados de estas pruebas generalmente son los mejores indicadores para el hipopituitarismo. Las técnicas de imágenes visuales, que utilizan principalmente rayos X, se pueden utilizar para verificar la presencia de un tumor o quiste cerca de la glándula pituitaria.

Tratamiento

El tratamiento de la hipopituitarismo generalmente se realiza de forma ambulatoria. Los suplementos de la hormona del crecimiento se administrarán a su perro tres veces por semana durante 4-6 semanas, y se repetirán si es necesario. Los tumores de la glándula pituitaria se pueden extirpar quirúrgicamente en algunos casos, pero el pronóstico generalmente no es favorable.

Vivir y gestionar

Su veterinario programará visitas de seguimiento para controlar la concentración de glucosa en la sangre y en la orina de su perro. La suplementación con hormona del crecimiento se suspenderá si se desarrolla glucosuria (una condición anormal de diuresis osmótica debido a la excreción de glucosa por los riñones), o si la glucosa en la sangre es superior a 150 mg/dL.

La piel y el pelo de su perro deberían mejorar en un plazo de 6 a 8 semanas a partir de la iniciación de la hormona de crecimiento y de la administración de suplementos de tiroides. Generalmente, en el caso de niveles bajos de GH, no hay aumento de estatura debido a que las placas de crecimiento generalmente se han cerrado para el momento en que se hace el diagnóstico. Desafortunadamente, debido a que muchas de las hormonas que son afectadas por los trastornos pituitarios son esenciales para la salud general, el pronóstico a largo plazo para el hipopituitarismo es pobre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *