octubre 16, 2018

Anemia relacionada con el sistema inmunológico en los perros

Anemia Inmune Mediada

El sistema inmunitario de un perro está formado por un conjunto de células, proteínas, tejidos y órganos especializados, que constituyen un sistema de defensa sólido contra una gran variedad de infecciones, incluidas las infecciones bacterianas, fúngicas, parasitarias y virales. Los anticuerpos son proteínas secretadas por células específicas del sistema inmunológico, que se unen a sustancias extrañas, conocidas como antígenos, para destruirlas. Una enfermedad surge cuando el sistema inmunológico del cuerpo comienza a reconocer erróneamente sus propios glóbulos rojos (glóbulos rojos) como antígenos e inicia su destrucción. En este proceso, los anticuerpos producidos por el sistema inmunológico se unen a los glóbulos rojos y los destruyen. La hemólisis (destrucción) de los glóbulos rojos resulta en la liberación de hemoglobina, que puede llevar a la ictericia, y más adelante a la anemia cuando el cuerpo no puede producir suficientes glóbulos rojos nuevos para reemplazar los que están siendo destruidos. Esta es la razón por la que esta enfermedad también se conoce como anemia hemolítica mediada por el sistema inmunológico, o IMHA.

Las razas más comúnmente afectadas son los setters irlandeses, los caniches, los springers ingleses, los cocker spaniels, los collies y los pinschers doberman. En algunas razas se sospecha que los factores hereditarios son los responsables, pero aún no se ha establecido una base genética. Estas razas incluyen el Vizsla, el Scottish terrier, el cocker spaniel, el schnauzer en miniatura y el perro pastor inglés antiguo. Esta enfermedad se ha reportado en perros de entre 1 y 13 años de edad. Las hembras corren mayor riesgo que los machos.

Síntomas y tipos

 

  • Debilidad
  • Letargo
  • Falta de apetito
  • Desmayos
  • Intolerancia al ejercicio
  • Vómitos
  • Respiración rápida
  • Diarrea
  • Aumento de la sed y de la micción en algunos perros
  • Fiebre
  • Ictericia
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Melena (heces negras debido a hemorragia en el tracto gastrointestinal)
  • Petequias (manchas rojas y moradas en el cuerpo debido a hemorragias menores)
  • Equimosis (decoloración de la piel en parches o moretones)
  • Dolores articulares

Causas

  • Anemia hemolítica autoinmunitaria (producción de anticuerpos contra los glóbulos rojos del propio cuerpo y su destrucción)
  • Lupus eritematoso sistémico (LES) (producción de anticuerpos contra los propios tejidos del cuerpo y la sangre)
  • Ciertas infecciones como ehrlichia, babesia e infecciones por leptospria
  • Ciertos medicamentos, como los antibióticos
  • Vacunación
  • Enfermedad de la heartworm
  • Neoplasia (tumor)
  • Isoeritrólisis neonatal (destrucción de los glóbulos rojos[eritrocitos] dentro del sistema corporal de un cachorro por la acción de los anticuerpos maternos)
  • Sistema inmunológico desregulado
  • Idiopático (causa desconocida)

 

Diagnóstico

Su veterinario realizará un examen físico detallado y completo, con pruebas de laboratorio, incluyendo análisis de sangre completos, perfil bioquímico y análisis de orina. Estas pruebas proporcionan información valiosa a su veterinario para el diagnóstico preliminar de la enfermedad. Es posible que se requieran pruebas más específicas para confirmar el diagnóstico y para encontrar la causa subyacente en el caso de la IMHA secundaria. Se toman radiografías para evaluar el tórax y los órganos abdominales, incluyendo el corazón, los pulmones, el hígado y los riñones. La ecocardiografía y los estudios de ultrasonido se pueden utilizar en algunos animales. Su veterinario también tomará muestras de médula ósea para estudios específicos relacionados con el desarrollo de glóbulos rojos.

 

Tratamiento

En casos agudos, IMHA puede ser una afección potencialmente mortal que requiere tratamiento de emergencia. En tales casos, su perro será hospitalizado. La principal preocupación del tratamiento será detener la destrucción de otros glóbulos rojos y estabilizar al paciente. Se pueden requerir transfusiones de sangre en los casos en los que se presenta sangrado extenso o anemia profunda. La terapia de fluidos se utiliza para corregir y mantener los niveles de fluidos del cuerpo. En aquellos casos que no responden al tratamiento médico, su veterinario puede decidir extirpar el bazo para proteger a su perro de más complicaciones. El progreso de su perro será monitoreado y el tratamiento de emergencia continuará hasta que esté completamente fuera de peligro.

Vivir y gestionar

Es posible que se requiera un estricto descanso de la jaula mientras su perro se está estabilizando. Algunos pacientes responden bien, mientras que para otros se requiere un tratamiento a largo plazo; algunos perros pueden requerir un tratamiento de por vida. El tratamiento de emergencia continuará hasta que su perro esté completamente fuera de peligro. Después de un tratamiento exitoso, su veterinario programará visitas de seguimiento cada semana durante el primer mes, y más tarde, cada mes durante seis meses. En cada visita se realizarán pruebas de laboratorio para evaluar el estado de la enfermedad. Si su veterinario le ha recomendado un tratamiento de por vida para su perro, es posible que sea necesario realizar de 2 a 3 visitas al año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *