octubre 1, 2020

Inflamación del canal del oído medio y externo en hurones

Otitis Media y Otitis Externa en Hurones

La otitis media se refiere a una inflamación del oído medio, mientras que la otitis externa se refiere a una inflamación del canal auditivo externo. Ambos términos se usan para describir síntomas clínicos y no son enfermedades en sí mismas. La otitis media y la externa se ven raramente en los hurones, pero típicamente ocurren en relación con los ácaros del oído o la excesiva limpieza del oído.

Síntomas y tipos

Los síntomas más comunes de la otitis externa y la otitis media son el dolor, los temblores de cabeza, los rasguños en las aletas de la oreja externa y la costra maloliente que emana de los oídos. Aunque la presencia de una costra marrón rojiza o negra no es perjudicial en sí misma, el olor pútrido puede ser un indicio de una infección grave.

Causas

La otitis externa suele ser un síntoma secundario de alguna otra enfermedad subyacente, como los ácaros. La otitis media, por otra parte, suele producirse cuando se ha roto una membrana del oído, normalmente debido a una extensión de la otitis externa o a una limpieza del oído demasiado agresiva. La humedad excesiva de la limpieza frecuente también puede provocar una infección. En algunos casos, una neoplasia (un grupo anormal de crecimiento celular más comúnmente conocido como tumor) puede ser la causa.

Diagnóstico

Hay dos procedimientos diagnósticos primarios que deben realizarse en casos de inflamación del oído medio y externo. Primero, se debe hacer un examen del canal auditivo. Segundo, un examen microscópico del exudado auditivo (la secreción costrosa de los oídos) debe ser completado para determinar los tipos de bacteria o levadura que pueden causar la condición. Otros procedimientos de diagnóstico incluyen radiografías del oído medio y un análisis de orina que puede indicar una enfermedad subyacente primaria que cause síntomas.

Tratamiento

El tratamiento de la inflamación del oído medio y externo se realiza generalmente de forma ambulatoria. Varios medicamentos pueden ser útiles, como los antibióticos para tratar la infección bacteriana, los corticoesteroides para reducir la hinchazón y el dolor, o las pomadas tópicas aplicadas directamente al oído externo. Si se diagnostica una infección bacteriana o por levaduras secundaria, el oído externo debe limpiarse a fondo diariamente durante el tratamiento inicial. Si se ha detectado un tumor, puede ser necesaria la extirpación quirúrgica.

Vivir y gestionar

El estado del hurón debe ser vigilado regularmente después del tratamiento inicial. Las infecciones dentro del canal auditivo pueden cambiar con una terapia prolongada o recurrente. También es importante comprobar el desarrollo de infecciones secundarias. La otitis externa no controlada puede empeorar y llevar a la otitis media o incluso a la sordera.

Prevención

Evite la limpieza excesiva del canal auditivo, que puede provocar el desarrollo de otitis externa y/o media. Además, asegúrese de tratar y controlar las enfermedades subyacentes (es decir, los ácaros) que pueden conducir a estas dos condiciones.

otitis media

La inflamación de las partes medias del oído

levadura

Un tipo de hongo que produce brotes

otitis externa

Inflamación de las partes externas del oído

ácaros

Cualquier tipo de arácnido excepto las garrapatas

sordera

Pérdida de audición total o parcial.

aural

Refiriéndose a la oreja.

otitis

Una condición médica en la que el oído se inflama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *