octubre 3, 2020

Venenos (Visión general)

El mundo moderno es el hogar de muchos productos químicos, sustancias transportadas por el aire, drogas y plantas que son venenosas para los perros. Este artículo enlaza con varias guías de tratamientos diarios para la exposición a algunas de estas sustancias comunes y peligrosas.

Qué hay que tener en cuenta

Algunos venenos son más obvios que otros. Considere los productos químicos, la pintura o el alquitrán en la piel, por ejemplo. Otros son más insidiosos, desde la ingestión de material vegetal y drogas hasta el consumo subrepticio de productos químicos y sustancias inhaladas.

Cualquier signo de incomodidad, agitación o dolor debe ser investigado. La desorientación, los vómitos, la inquietud, el tambaleo, la depresión, las convulsiones, el letargo, la pérdida de apetito, los temblores, las pupilas dilatadas, las úlceras, la diarrea, las palpitaciones cardíacas y el coma pueden ser causados por diversos venenos.

Cuidado inmediato

Entre las toxinas para las que se debe buscar atención inmediata se encuentran las siguientes (haga clic en los términos para abrir las guías):

Contacto con la piel

  • Alquitrán
  • Productos del petróleo
  • Productos químicos para el hogar
  • Pintura o removedor de pintura
  • Gasolina
  • Las ortigas
  • El veneno del sapo Bufo
  • Medicamentos contra las pulgas y garrapatas

Inhalado

  • Humo
  • Gas lacrimógeno
  • Insecticidas
  • Productos químicos para el hogar

Tragado

  • Álcalis
  • Ácidos
  • Productos químicos para el hogar
  • Productos del petróleo
  • Todas las drogas

Plantas venenosas

  • Hiedra inglesa
  • Foxglove
  • Hemlock
  • Setas
  • Muérdago
  • Oleander
  • Lirio de la paz
  • Tulipán

Cuidado inmediato

Llame a la Línea de Ayuda de Envenenamiento de Mascotas (1-855-213-6680) o a su veterinario inmediatamente después de la ingestión o exposición a una toxina conocida o posible. Además, no induzca el vómito ni ofrezca ningún antídoto sin el consejo de un veterinario, toxicólogo o especialista en control de venenos.

Prevención

  • Mantenga a su perro alejado de las áreas de trabajo donde se utilizan contaminantes.
  • Si no puede mantener a su perro alejado, asegúrese de que todos los productos químicos estén contenidos y almacenados de forma segura y fuera del alcance de las patas y narices curiosas.
  • No guarde plantas venenosas dentro o alrededor de su casa y vigílelas mientras saca a su perro.
  • Si utiliza insecticidas y/o rodenticidas, siga las instrucciones cuidadosamente y asegúrese de que el perro no pueda llegar a la(s) zona(s) tratada(s). Lo mismo ocurre con los insecticidas específicos para perros (collares antipulgas y antigarrapatas, champús, etc.)
  • Mantenga los medicamentos para humanos almacenados en un lugar seguro. Etiquételos cuidadosamente y lleve la cuenta de cuántos hay en cada envase. Esta información será extremadamente útil en caso de ingestión o sobredosis.
  • letargo

    La condición de estar somnoliento, apático o débil

    Deja una respuesta