diciembre 7, 2018

Síntomas del celo después de la esterilización en perros

Síndrome del remanente ovárico en perros

La extirpación quirúrgica del útero y los ovarios en una perra se denomina ovariohiperectomía. Este tipo de cirugía resulta en el cese de los síntomas posteriores de celo (calor) en la mujer. Sin embargo, a veces después de una ovariohiperectomía, algunas perras continúan exhibiendo los signos de comportamiento y/o físicos relacionados con el celo. Por lo general, esto se debe a que el tejido ovárico se deja atrás. Si dicho tejido permanece funcional y continúa secretando hormonas, se observan signos de celo físicos y/o conductuales en la perra. Estos síntomas se observan generalmente a los pocos días de la cirugía y no son poco comunes después de una ovariohiperectomía.

Síntomas y tipos

  • Hinchazón de la vulva
  • Secreción vaginal
  • Atracción de perros machos
  • Interacción pasiva con perros machos
  • Puede permitir que las relaciones sexuales se lleven a cabo

Causas

  • Falta de extirpación completa de ambos ovarios durante la cirugía
  • Presencia de tejido ovárico anormal
  • Ovario supernumerario (número excesivo de ovarios – raro)

Diagnóstico

Tendrá que dar una historia clínica completa de la salud de su perro, la aparición de los síntomas y cuándo le hicieron la ovariohiperectomía. La historia clínica generalmente incluye cambios en el comportamiento y signos de celo que han ocurrido incluso después de una extirpación quirúrgica exitosa de los ovarios y el útero. Después de tomar una historia clínica completa, el veterinario llevará a cabo un examen físico completo. Los exámenes de laboratorio estándar incluirán un conteo sanguíneo completo (CSC), un perfil bioquímico y un análisis de orina. No es inusual que los resultados de estas pruebas vuelvan a estar dentro de los rangos normales.

Pruebas más específicas para medir las hormonas de su perro pueden mostrar niveles de estrógeno y progesterona más altos de lo que debería esperarse en un perro postoperatorio. Un examen citológico de las muestras tomadas de la vagina también ayudará a determinar el estado del celo en su perro. Además, se puede utilizar el ultrasonido para determinar si hay residuos de tejido ovárico. Sin embargo, en algunos casos puede ser necesaria una cirugía abdominal para confirmar la presencia de tejido ovárico. Si se descubre que éste es el caso, la extracción de estos tejidos residuales puede tener lugar en ese momento.

Tratamiento

Después de llegar a un diagnóstico confirmatorio, su veterinario consultará con usted acerca de una segunda ronda de cirugía para remover cualquier resto de tejido ovárico en funcionamiento.

Vivir y gestionar

El pronóstico es muy bueno después de la remoción de los residuos de tejido ovárico. Todos los síntomas anormales deben resolverse poco después de la cirugía.

Las pacientes que se someten a una ovariohiperectomía o a una cirugía de seguimiento para extirpar el tejido restante necesitarán analgésicos durante unos días después de la cirugía. También se utilizan antibióticos preventivos para algunos pacientes con el fin de prevenir infecciones. Administre los medicamentos como se los recetaron y siga las pautas para una nutrición y medicación adecuadas. No le dé ningún medicamento o suplemento adicional a su perro sin antes consultar a su veterinario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *