octubre 10, 2020

¿Pueden los perros comer fresas?

¿Pueden los perros comer fresas?

Las fresas, los únicos frutos que tienen sus semillas en el exterior son una de las frutas más populares del mundo. Una cesta de fresas frescas y gordas de color rojo brillante con las tapas verdes ya es deliciosamente tentadora por sí sola, pero utilizada como cubierta en los postres, esta fruta añadiría elegancia a cualquier comida. Las fresas satisfacen a cualquiera que sea goloso. Esta fruta es comúnmente mezclada con crema o sumergida en chocolate para hacer postres deliciosos. El derretimiento de la crema o el chocolate y el estallido de la frescura de la fruta en la boca sería una experiencia gastronómica verdaderamente decadente. Debido a que esta fragante fruta dulce es más abundante en los meses de verano, la gente normalmente la comería en sus comidas. Y como lo que es común, el perro querría tener lo que sea que la familia esté comiendo. Sabemos que las uvas no deben darse a los perros debido a sus efectos tóxicos. ¿Y qué hay de las fresas? Adelante. Lánzale unas cuantas fresas a la mascota. Pequeñas cantidades de fresas serían seguras para la mascota.

Los perros se han convertido en miembros importantes de la familia. Los perros están bien cuidados… se les da comida de alta calidad, chequeos veterinarios regulares y aseo regular. Si no se les permite dormir con la familia, se les proporciona un lugar cómodo para dormir. ¿Sería sorprendente que el perro piense que también es humano y exija tener comida humana de verdad? Es ciertamente entrañable ver a la mascota acompañar a cualquier miembro de la familia y prepararse para coger la comida tirada. Una vez que el bocado es hábilmente atrapado, el perro moverá enérgicamente la cola y se anticipará al siguiente.

Los humanos obtienen muchos beneficios de las fresas. Esta fruta está llena de fitonutrientes que promueven la salud. La fresa es una buena fuente de antioxidantes que luchan contra los radicales libres que causan el cáncer. El contenido de fibra de esta fruta la convierte en un alimento eficaz para la eliminación de enfermedades, ya que promueve las funciones del tracto intestinal. La fresa es una rica fuente de vitaminas y minerales esenciales para la buena salud. Los estudios han demostrado que los humanos y los caninos son 95% similares en cuanto a la genética. Por lo tanto, se considera que los caninos obtendrían los mismos beneficios para la salud con los alimentos de las personas.

Los perros domésticos son comúnmente alimentados con alimentos manufacturados para perros. Sin embargo, incluso la comida para perros de alta calidad tiene deficiencias nutricionales. Los propietarios de perros también están preocupados por el hecho de que estos alimentos puedan contener sustancias químicas nocivas. Los propietarios de perros responsables han empezado a complementar la dieta de la mascota con comida para personas reales. Los perros reciben verduras y frutas. Se demostró que los perros obtendrían los beneficios para la salud que los humanos obtienen de estos alimentos. Las fresas son una de las frutas seguras para los perros. Esta fruta contiene antioxidantes que frenan el proceso de envejecimiento al reducir las enfermedades degenerativas. Estos antioxidantes también han reducido el riesgo de enfermedades crónicas caninas. Los agentes antiinflamatorios naturales de esta fruta han ayudado a los caninos que sufren de artritis y otras enfermedades musculoesqueléticas. El contenido soluble de la fruta promueve la salud intestinal del perro. Esta fruta contiene una enzima que descompone el sarro y mantiene los dientes del perro blancos. La vitamina C es la primera en la lista de contenido vitamínico de las fresas. La vitamina C refuerza el sistema inmunológico del perro.

Las fresas son dulces. Estas frutas contienen grandes cantidades de azúcar. Permitir que el perro consuma una cesta llena de estas frutas rojas y jugosas puede resultar en obesidad. Los perros son comedores voraces. Las frutas maduras en la parcela de fresas serán olfateadas por el perro en un instante. Sin embargo, los caninos tienen un tracto digestivo más corto. Un bol de fresa descascarada y cortada no tendría ningún efecto en el amo del perro, pero puede resultar en diarrea en el perro. Las fresas añadirían variedad a la dieta del perro pero, al igual que con la comida de otras personas, debe darse al perro con moderación.

¿Qué hacer si su perro come chocolate?

¿Tiene preguntas o quiere compartir su opinión?

Haga clic aquí para crear un tema en nuestro foro (PetW.org)