octubre 15, 2020

¿Por qué los perros tiemblan?

¿Por qué los perros tiemblan?

Los perros se han convertido en partes maravillosas de nuestras vidas. Estos cariñosos animales que han encontrado un hueco en nuestros corazones han devuelto todo el amor y el cuidado que reciben de nosotros haciendo que la calidad de nuestras vidas sea mucho mejor. Esta es la razón por la que un dueño se preocupará si algo malo le sucede a la mascota. Una mascota que se extraviara causaría angustia a la familia humana, pero una mascota que se perdiera para siempre debido a una enfermedad sería más desgarrador. La más mínima señal de un cambio en el comportamiento de la mascota llevaría al dueño a correr a un hospital de animales. El tratamiento temprano a menudo salvaría la vida de la mascota. Sin embargo, hay situaciones que no merecen la atención del veterinario. Un dueño tiene que ser perspicaz y saber distinguir entre lo que es peligroso para el bienestar de la mascota y lo que no lo es.

Los perros tiemblan… sacuden sus cabezas, sus piernas y sus cuerpos. Sacudir es uno de los trucos aprendidos por el perro para divertir a la familia. El temblor es un movimiento natural del cuerpo de un perro. Un perro que fue bañado huirá del dueño para sacudir el agua de su pelaje. Se sabe que algunas razas tienen la tendencia a sacudirse. Los chihuahuas y caniches se caracterizan por tener personalidades muy encadenadas. Estos perros se asustan, se excitan y se ponen nerviosos fácilmente. Se sabe que algunos perros tienen un alto nivel de energía nerviosa. Un perro que teme los sonidos fuertes se sacudiría cuando escucha el sonido de los fuegos artificiales o cuando se expone al sonido de las tormentas. Un perro también puede temblar cuando hace mucho frío. El movimiento incontrolable de los músculos es la forma en que el cuerpo se calienta. Lo mejor sería llevar al perro al interior o proporcionarle una chaqueta de abrigo. En estos casos, el temblor se considera normal y no perjudicaría el bienestar del perro.

Sin embargo, el temblor puede deberse a una condición médica. Los temblores severos pueden ser un síntoma de una enfermedad. Un perro con convulsiones, por ejemplo, temblará de forma incontrolada. Artritis, tumores cerebrales, hipotiroidismo, anemia, enfermedades autoinmunes… estas son sólo algunas de las condiciones médicas que hacen que un perro tiemble. No hace falta decir que será necesario un tratamiento inmediato para ayudar a la mascota enferma. El veterinario puede recetar un relajante muscular para evitar que el perro tiemble. Como el temblor es un síntoma secundario de una enfermedad, será necesario realizar una serie de pruebas antes de que el veterinario pueda diagnosticar la dolencia del perro.

¿Tiene preguntas o quiere compartir su opinión?

Haga clic aquí para crear un tema en nuestro foro (PetW.org)