agosto 26, 2020

Neumonía (aspiración) en perros

Neumonía por inhalación de materias extrañas en perros

La neumonía por aspiración (o inhalación) es una afección en la que los pulmones de un perro se inflaman debido a la inhalación de materias extrañas, a los vómitos o a la regurgitación del contenido de ácido gástrico. La neumonía por aspiración también puede ser resultado directo de un trastorno neuromuscular, que causaría dificultades para tragar, así como problemas asociados con el esófago, con una posible parálisis del mismo.

Otras causas de disfunción de los pulmones pueden ser la obstrucción de las vías respiratorias o la inhalación de ácidos gástricos, que pueden causar un daño importante a los tejidos internos de los pulmones. Las bacterias presentes en la materia extraña inhalada también pueden provocar una infección.

La neumonía por aspiración es más frecuente en los perros que en los gatos. Si quiere saber cómo afecta esta enfermedad a los gatos, visite esta página en la biblioteca de salud de MascotaWiki.

Síntomas y tipos

Los síntomas de la neumonía por aspiración incluyen dificultades para respirar, dificultades para tragar, tos, fiebre, secreciones de las vías nasales, respiración rápida, aumento de la frecuencia cardíaca, un tinte azulado en la piel (cianosis) y una posible intolerancia al ejercicio debido a la debilidad. También puede haber alteración del humor, vómitos, pérdida de apetito y regurgitación, dependiendo de las razones subyacentes de esta condición.

Causas

Las causas comunes asociadas con la neumonía por aspiración incluyen anomalías asociadas con la faringe y trastornos neuromusculares, que afectan tanto a los nervios como a los músculos.

Un agrandamiento de la parte inferior del esófago del perro (debido a la regurgitación del ácido gástrico), o una sonda de alimentación mal colocada también pueden provocar una neumonía por aspiración.

Diagnóstico

Su veterinario llevará a cabo un examen físico completo utilizando herramientas de diagnóstico visuales y de audio para obtener una perspectiva completa de la condición de los pulmones del perro. También puede ser necesario realizar otras pruebas, como la palpación abdominal, radiografías de tórax, un perfil sanguíneo completo, incluyendo un perfil sanguíneo químico, y un recuento sanguíneo completo.

Los análisis de sangre indicarán la presencia de infección y las radiografías de tórax mostrarán si hay neumonía por aspiración. Se puede extraer líquido de los pulmones con el propósito de definir si hay bacterias presentes, y si es así, ayudará a determinar qué antibiótico servirá mejor para curar a su perro.

Si su mascota sufre de problemas respiratorios, el veterinario puede sugerirle un análisis de gases en sangre, que es una prueba que mide los niveles de oxígeno y las concentraciones de dióxido de carbono en la sangre.

Su veterinario también puede ordenar un estudio de deglución con el propósito de concluir si existe o no una disfunción del esófago. También se puede considerar la posibilidad de realizar una radiografía interna por vídeo fluorescente, llamada fluoroscopia, para evaluar más a fondo los músculos del esófago y su capacidad para bajar la comida al estómago.

Tratamiento

La succión de las vías respiratorias puede realizarse inmediatamente después de la inhalación de materias extrañas. Si su perro muestra signos de dificultad respiratoria, se requerirá oxígeno como parte de un tratamiento estabilizador. En caso de que haya signos de deshidratación o shock, o si se ha prohibido la ingesta de líquidos por vía oral, se puede introducir un goteo intravenoso. Hasta que se haya diagnosticado el problema primario, se deberá suspender la ingesta oral, especialmente en los casos agudos de neumonía por aspiración.

Se debe dar a su perro un lugar tranquilo para que descanse, preferiblemente en una jaula, lejos de otros animales o niños activos. Sin embargo, la supervisión sigue siendo importante. Un animal con esta condición no debe ser dejado de lado en un estado inactivo por más de dos horas.

Una vez que su perro muestre signos de estabilidad, una forma leve de ejercicio suave podría ser beneficiosa para estimular la tos, lo que a su vez ayudará a despejar las vías respiratorias. Si la recuperación progresa lentamente, se recomienda un goteo de solución salina.

Vivir y gestionar

La neumonía por aspiración es una condición que pone en peligro la vida, por lo que puede requerir mantener a su mascota en cuidados intensivos durante varios días antes de que se estabilice completamente. En algunos casos, si la afección está relacionada con complicaciones de la parálisis del esófago, el perro tendrá grandes dificultades para recuperarse totalmente.

Una vez que el estado de su perro se haya estabilizado, deberá continuar con el tratamiento completo de la medicación, así como con los procedimientos de seguimiento que su veterinario considere necesarios.

palpación

Examen a través de la sensación

faringe

Una cavidad en la boca donde se unen los sistemas respiratorio y gastrointestinal

regurgitación

El retorno de los alimentos a la cavidad oral después de ser ingeridos

neuromuscular

El área que se encuentra entre los músculos y las terminaciones de los nervios

gástrico

Cualquier cosa que tenga que ver con el estómago

deshidratación

Una condición médica en la que el cuerpo ha perdido líquido o agua en cantidades excesivas

esófago

El tubo que se extiende desde la boca hasta el estómago

agudo

Término utilizado para dar a entender que una situación o condición es más grave de lo habitual; también se utiliza para referirse a una enfermedad de corta duración o que aparece repentinamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *