noviembre 24, 2018

Los perros y el mareo por movimiento

Dolor Gastrointestinal Relacionado con el Movimiento en Perros

Al igual que los humanos que experimentan una sensación de enfermedad durante los viajes en coche, los perros y gatos también pueden tener el estómago revuelto cuando viajan en el coche (o incluso en barco o en avión).

Síntomas y tipos

Los perros muestran su desasosiego de varias maneras. Los primeros signos de mareo por movimiento pueden ser una constante lamida de los labios, seguida de babeo excesivo, bostezos, lloriqueos o gritos de angustia, inmovilidad o miedo a moverse y, finalmente, vómitos o regurgitación. Un perro extremadamente emocional puede incluso orinar o defecar en el coche.

Causas

Existen varias causas potenciales del mareo por movimiento en perros y gatos. Los perros jóvenes pueden experimentar esta condición con más frecuencia porque su equilibrio necesita desarrollarse un poco más a medida que maduran. Algunos perros pueden en realidad «crecer» de la condición si este es el caso. La causa de la cinetosis también puede ser emocional (de comportamiento) y estar relacionada con una mala experiencia de viaje en los primeros años de vida.

Diagnóstico

Una vez que se descartan las causas neurológicas y conductuales, el diagnóstico de la cinetosis puede ser realizado fácilmente por su veterinario. La historia de la reacción de su perro al viajar generalmente apunta al problema.

Tratamiento

El tratamiento de esta afección puede ser tan simple como familiarizar a su perro con los paseos en coche. Si el tiempo y el entrenamiento no ayudan a la situación, hay varios medicamentos disponibles. Los antihistamínicos (por ejemplo, la difenhidramina) tienen una acción sedante para calmar ligeramente al perro durante el viaje, así como para reducir el babeo. Otros medicamentos de venta libre que pueden ser útiles incluyen meclizina y dimenhidrinato. Estos medicamentos no causan sedación, pero pueden reducir las náuseas y los vómitos.

El jengibre es un tratamiento holístico que se puede utilizar para las náuseas. Se puede encontrar en forma de pastillas (en tiendas de alimentos naturales) o incluso en forma de galletas. Los chasquidos de jengibre y las píldoras calman el estómago nervioso cuando se administran entre 30 minutos y una hora antes del viaje. Consulte con su veterinario antes de alimentar a su perro con jengibre en cualquier forma, para asegurarse de que no hay indicios de que el jengibre pueda ser perjudicial para su perro, y para asegurarse de que le está dando a su perro la cantidad adecuada. En casos severos, se pueden prescribir sedantes más fuertes como la acepromazina.

Se debe consultar a un veterinario antes de administrar cualquier medicamento (ya sea de venta libre o recetado) sólo para asegurarse de que el perro esté sano, de que la dosis sea la correcta y de que el medicamento no le haga daño al perro.

Vivir y gestionar

Proporcionar un ambiente seguro y cómodo para su perro puede llevar a una mejor actitud general hacia el viaje. Abrir ligeramente las ventanillas del automóvil puede ayudar a reducir la presión del aire dentro del vehículo y permitir una mejor ventilación. No se debe dar ningún alimento durante unas horas antes de subir al auto. Los juguetes para perros pueden ayudar a distraer y entretener a un perro muy nervioso, y tomar descansos frecuentes para su eliminación también puede ayudar.

Prevención

El tiempo y el entrenamiento pueden ayudar mucho a prevenir el mareo por movimiento. Es posible que necesite abastecerse de ciertos medicamentos para ayudar a calmar a su perro si éste tiende a ponerse extremadamente nervioso antes de viajar en el auto. Su veterinario puede sugerir medicamentos seguros y eficaces para la ansiedad de los perros para asegurar que el viaje se desarrolle sin problemas en todo momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *