diciembre 26, 2018

Inflamación de los ojos (blefaritis) en perros

Blefaritis en perros

La blefaritis se refiere a una afección que involucra inflamación de la piel externa y de las porciones medias (músculo, tejido conectivo y glándulas) de los párpados. Esta afección también se observa generalmente con la inflamación secundaria de la superficie interna del párpado (conjuntiva palpebral).

Síntomas y tipos

  • Piel escamosa y escamosa cerca del ojo
  • Picazón intensa, rascado del ojo
  • Secreción acuosa, mucosa o pus con secreción ocular
  • Edema y engrosamiento de los párpados
  • Área(s) desgastada(s) donde la piel está desgastada o desgastada (excoriación)
  • Pérdida de cabello
  • Pérdida de pigmentación de la piel alrededor del área afectada
  • Formación de pápulas (una pequeña elevación inflamada de la piel sin pus)
  • Formación de pústulas (una pequeña elevación inflamada de la piel con pus)
  • Conjuntivitis concurrente (inflamación de la conjuntiva del ojo)
  • Inflamación de la córnea que causa ojos llorosos y dolorosos y visión borrosa (queratitis)

Causas

Congénito (nacido con)

  • Anomalías en los párpados que pueden promover el roce excesivo, el rascado o la dermatitis húmeda
  • Pliegues nasales prominentes, triquiasis y entropión (a menudo vistos en shih-tzus, pekineses, bulldogs ingleses, lhasa apsos, pugs)
  • Distichia (a menudo visto shih-tzus, pugs, golden retrievers, Labrador retrievers, poodles, bulldogs ingleses)
  • Cilios ectópicos
  • Incapacidad para cerrar completamente los párpados o lagoftalmos (a menudo visto en perros de raza con hocico corto o caras planas)

Alérgico

  • Tipo I (inmediato) – debido a una reacción adversa a un alimento, inhalante o una picadura de insecto.
  • Tipo II (citotóxico): pénfigo; penfigoide; reacción adversa a un medicamento
  • Tipo III (complejo inmunitario): lupus eritematoso sistémico; hipersensibilidad al estafilococo; reacción adversa al medicamento
  • Tipo IV (mediado por células) – hipersensibilidad por contacto y mordedura de pulga; reacción adversa al medicamento

Bacteriano

  • Estafilococo
  • Estreptococo

Neoplásico

  • Adenomas sebáceos y adenocarcinomas
  • Célula de mástil

Otros

  • Lesiones traumáticas como laceraciones en los párpados o quemaduras químicas
  • Infecciones parasitarias (por ejemplo, demodicosis, sarna sarcópica, Cuterbra)
  • Infecciones virales (FHV-1)
  • Enfermedades oculares (por ejemplo, conjuntivitis, queratitis, ojo seco)
  • Idiopático (causa desconocida)

Diagnóstico

Tendrá que darle a su veterinario un historial completo de la salud del perro, incluyendo el inicio y la naturaleza de los síntomas y los posibles incidentes que podrían haber precipitado esta condición. Luego, el médico llevará a cabo un examen físico completo, así como un perfil bioquímico, un análisis de orina y un conteo sanguíneo completo. Aunque sus resultados son típicamente inespecíficos, pueden revelar información valiosa si existe una enfermedad sistémica. En particular, un examen ocular puede ayudar a determinar la gravedad de la afección y el grado de compromiso del ojo.

Su veterinario puede tomar una muestra del área ocular afectada (o de la piel circundante) para identificar el microorganismo causante, si está presente. Estas muestras se pueden cultivar para cultivar bacterias, parásitos u hongos. Con frecuencia, también se realiza una prueba de lágrimas de Schirmer para determinar si el ojo produce suficientes lágrimas para mantenerlo húmedo o no. Y si se sospecha que la causa es una alergia alimentaria, es posible que se necesiten más pruebas para identificar el alergeno alimentario.

Tratamiento

El curso del tratamiento dependerá en última instancia de la causa subyacente de la enfermedad. En casos de autotrauma, por ejemplo, su veterinario puede recomendar el uso de un cuello isabelino (cono). Los casos más graves, por otro lado, pueden requerir medicación y/o cirugía. Y en los casos de alergia alimentaria, el alérgeno alimentario debe ser identificado y eliminado de la dieta.

Vivir y gestionar

El pronóstico general de los perros con blefaritis depende de la causa subyacente. Algunos perros responden bien, mientras que en otros no es posible una «cura». Si se le prescriben antibióticos, debería notar una mejoría en su perro en un plazo de tres semanas. Sin embargo, consulte a su veterinario antes de dejar de darle medicamentos a su perro. Esto puede ayudar a prevenir una recaída innecesaria. Además, siga el plan de dieta terapéutica y dietética del veterinario en consecuencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *