octubre 19, 2018

Infección bacteriana (Nocardiosis) en perros

Nocardiosis en perros

La nocardiosis es una enfermedad infecciosa poco común que afecta a varios sistemas del cuerpo, incluyendo los sistemas respiratorio, musculoesquelético y nervioso. Tanto los perros como los gatos pueden estar expuestos al organismo infeccioso y safrofítico, que se nutre de la materia muerta o en descomposición del suelo. Típicamente, la exposición ocurre a través de heridas abiertas o por inhalación.

Síntomas y tipos

Los síntomas de la nocardiosis dependen en gran medida del lugar de la infección. Si, por ejemplo, ocurre en la cavidad del cuerpo pleural, que incluye los pulmones y las membranas circundantes, los síntomas pueden incluir emaciación, fiebre y respiración ronca y difícil (disnea). Si se trata de una infección cutánea, los síntomas pueden incluir la presencia de heridas crónicas que no sanan y, si no se tratan, el drenaje de los ganglios linfáticos. Si la infección no está localizada en un área específica del cuerpo, los síntomas pueden incluir fiebre, pérdida de peso y comportamiento letárgico. También conocida como nocardiosis diseminada, esta forma de nocardiosis es más común en perros jóvenes.

Causas

El organismo infeccioso se encuentra en el suelo y puede entrar en el cuerpo del perro a través de heridas abiertas o a través de las vías respiratorias, cuando inhala. Nocardia asteroides es la especie más común que afecta a los perros. Sin embargo, también pueden ser susceptibles a Proactinomyces spp. pero es muy raro.

Además, los perros con sistemas inmunológicos comprometidos o que sufren de enfermedades autoinmunes aumentan la probabilidad de este tipo de infección por Nocardia.

Diagnóstico

Su veterinario analizará las células del tórax o abdomen del perro para identificar el organismo causante. Se emplean otros procedimientos de diagnóstico, como radiografías y análisis de orina, para descartar otras causas potenciales, incluyendo infecciones micóticas y tumores.

Tratamiento

El tratamiento de la nocardiosis depende en gran medida del lugar de la infección y de los síntomas posteriores. Si el derrame pleural es aparente, será necesaria la hospitalización para prevenir la deshidratación. Incluso puede ser necesario el drenaje quirúrgico del líquido. De lo contrario, la terapia antibiótica a largo plazo es vital para combatir la infección.

Vivir y gestionar

Debido a que la nocardiosis afecta con frecuencia al sistema musculoesquelético y al sistema nervioso central, es imperativo que vigile cuidadosamente al perro en busca de fiebre, pérdida de peso, convulsiones, dificultades respiratorias y cojera durante al menos un año después de la terapia.

Prevención

La limpieza general y la desinfección frecuente de las heridas o cortes de su perro pueden ayudar a prevenir este tipo de infección, especialmente si su perro tiene un sistema inmunológico debilitado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *