diciembre 11, 2018

Exceso de hierro en la sangre de los perros

Toxicidad por hierro en perros

En el caso de que haya un alto volumen de hierro presente en la sangre, el daño puede ocurrir dentro de las células. Aunque el hierro es un nutriente esencial para el funcionamiento regular del cuerpo de un perro, cuando está presente en grandes cantidades en el torrente sanguíneo, puede llegar a ser letal. Los perros pueden ingerir cantidades poco saludables de hierro cuando se les administran multivitaminas que no son apropiadas para su edad, tamaño o estado de salud, o cuando ingieren suplementos dietéticos o suplementos para el embarazo que han quedado a su alcance pero que no están destinados a ellos.

Síntomas y tipos

La toxicidad del hierro se produce en los perros en cuatro etapas separadas.

Etapa I (0-6 horas)

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Depresión
  • Hemorragia gastrointestinal
  • Dolor abdominal

Etapa II (6-24 horas)

  • Recuperación aparente

Etapa III (12-96 horas)

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Depresión
  • Hemorragia gastrointestinal
  • Choque
  • Temblores
  • Dolor abdominal

Etapa IV (2-6 semanas)

  • Obstrucción gastrointestinal por formación de estenosis

Causas

La causa más común de la toxicidad por hierro es la ingestión de píldoras en el ambiente del hogar. Se considera que una dosis tóxica supera los 20 mg/kg.

Diagnóstico

Su veterinario necesitará un historial completo de la salud de su perro, el inicio de los síntomas y los posibles incidentes que puedan haber precipitado/precedido esta condición. Se realizará un perfil sanguíneo completo, incluyendo un perfil sanguíneo químico, un conteo sanguíneo completo y un análisis de orina. Si hay un nivel anormalmente alto de hierro en el torrente sanguíneo, esto aparecerá en los resultados de los análisis de sangre. Si se sospecha que su perro ingirió pastillas de hierro, se pueden utilizar imágenes de diagnóstico para ayudar a localizarlas y determinar si se pueden eliminar del sistema digestivo de su perro antes de que puedan ser absorbidas completamente por el cuerpo.

Tratamiento

Se administrarán líquidos al perro en altas dosis para ayudar a corregir el shock y la acidosis que se produce en el torrente sanguíneo del perro. Si es posible, las pastillas de hierro adicionales no absorbidas se eliminarán del estómago de su perro, ya sea mediante el uso de fármacos antieméticos para inducir el vómito o mediante un lavado gástrico. Este último método se realiza con una solución salina que se bombea lentamente a la cavidad estomacal para lavar el contenido del estómago. El contenido se extrae en pequeñas cantidades utilizando otro tubo.

Vivir y gestionar

Es importante controlar las enzimas sanguíneas y hepáticas del perro después del tratamiento. Su veterinario programará un examen de seguimiento para examinar la sangre de su perro y asegurarse de que los niveles de hierro hayan sido controlados. También es importante que observe a su perro para detectar cualquier signo de obstrucción gastrointestinal después de la toxicidad por hierro, ya que el sistema digestivo puede reaccionar a la toxicidad o a los procedimientos médicos que se utilizaron para resolver la toxicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *