diciembre 11, 2018

Exceso de cloruro en la sangre de los perros

Hipercloremia en perros

La afección conocida como hipercloremia se refiere a los niveles anormalmente altos de cloruro (un electrolito) en la sangre. Los electrolitos desempeñan un papel importante en el cuerpo del perro: ayudan en las funciones del corazón y del sistema nervioso, en el equilibrio de fluidos, en el suministro de oxígeno y mucho más. Para cada electrolito se requiere un equilibrio químico muy delicado, y cada electrolito tiene un rango normal específico en el cuerpo.

El cloruro de electrolito, por ejemplo, es responsable en parte del metabolismo (convertir los alimentos en energía) y de mantener el equilibrio de la base ácida del cuerpo. El cloruro existe en el cuerpo con sodio (Na) y su fuente común es el cloruro de sodio (NaCl o sal de mesa). Por lo tanto, las condiciones responsables de alterar los niveles de sodio también afectan los niveles de cloruro en el cuerpo. Los niveles elevados de cloruro se observan generalmente en perros que sufren de enfermedades renales, diabetes o ataques de diarrea.

La hipercloremia se observa tanto en perros como en gatos. Si desea obtener más información sobre cómo esta afección afecta a los gatos, visite esta página en la biblioteca de salud de PetMD.

Síntomas y tipos

Los síntomas de elevación de sodio también pueden existir junto con los de la hipercloremia, incluyendo:

  • Aumento de la sed (polidipsia) y consumo de agua
  • Confusión mental
  • Coma
  • Convulsiones

Causas

  • Diarrea y/o vómitos
  • Sobredosis de líquidos que contienen NaCl en los hospitales
  • Falta de acceso al agua durante un largo período de tiempo
  • Pérdida alta de agua a través de la orina (a menudo se observa en asociación con la diabetes)
  • Ingestión oral de cloruro (poco frecuente en perros)

Diagnóstico

Su veterinario querrá una historia clínica completa del perro y le realizará un examen físico completo, con pruebas de laboratorio de rutina: recuento sanguíneo completo, perfil bioquímico y análisis de orina.

Los resultados del perfil bioquímico mostrarán niveles anormalmente altos de cloruro, a menudo combinados con niveles altos de sodio, y en los casos en los que la diabetes también está involucrada, los niveles de azúcar en la sangre también pueden ser anormales. Mientras tanto, el análisis de orina a menudo revela anomalías relacionadas con las enfermedades renales. Las pruebas de laboratorio también demostrarán anormalidades relacionadas con cualquier enfermedad subyacente como la diabetes.

Tratamiento

Los síntomas se tratarán primero para mantener la salud inmediata de su perro. Si el perro está deshidratado, se le administrarán líquidos para equilibrar los fluidos corporales. El tratamiento consiste en tratar la enfermedad subyacente y corregir los niveles de cloruro y sodio en la sangre. Su veterinario seleccionará líquido intravenoso para equilibrar los niveles de ambos electrolitos. Si la hipercloremia ha sido causada por medicamentos, éstos se descontinuarán inmediatamente.

Debido a que es posible que el aumento de cloruro sea causado por un trastorno físico subyacente, el tratamiento variará dependiendo del diagnóstico final. Si a su perro se le ha diagnosticado diabetes, será esencial resolver el problema relacionado con ella para evitar que se repita. La enfermedad renal o un trastorno hormonal o endocrino puede requerir especialistas, dependiendo de la magnitud del problema.

Vivir y gestionar

Si no hay enfermedades subyacentes asociadas con los niveles anormalmente altos de cloruro, el perro debe recuperarse completamente con el tratamiento inicial. Sin embargo, si algo anda mal, es importante tratar la enfermedad subyacente para facilitar una recuperación rápida y prevenir la recurrencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *