noviembre 10, 2018

Estreñimiento en Perros

Estreñimiento y Obstipación en Perros

La defecación infrecuente, incompleta o difícil, con evacuaciones intestinales duras o secas (heces) se conoce médicamente como estreñimiento. La obstetricia es un estreñimiento pronunciado que es difícil de controlar o no responde al tratamiento médico. La obstrucción es causada por estreñimiento crónico, retención prolongada de las deposiciones duras y secas; la defecación se vuelve imposible en pacientes con esta afección.

Síntomas y tipos

  • Esfuerzo para defecar con un volumen fecal pequeño o nulo
  • Deposiciones duras y secas
  • Defecación infrecuente o falta de defecación
  • Pequeña cantidad de heces líquidas con moco – algunas veces con sangre presente, producida después de un esfuerzo prolongado para defecar (conocido como tenesmo)
  • Vómitos ocasionales
  • Falta de apetito
  • Depresión
  • Intestino grueso (colon) lleno de material fecal duro y compactado
  • Hinchazón alrededor del ano

Causas

  • Huesos tragados
  • Pelo tragado
  • Material extraño
  • Exceso de fibra en la dieta
  • Inadecuada ingesta de agua
  • Falta de ejercicio
  • Trauma
  • Obstrucción intestinal
  • Parálisis/debilidad muscular – los músculos de los intestinos son incapaces de mover el material fecal
  • Bajo nivel de calcio en la sangre
  • Niveles altos de hormona paratiroidea (importante en la absorción de calcio)
  • Niveles bajos de potasio en la sangre
  • Niveles bajos de hormona tiroidea en la sangre
  • Cambio de entorno – hospitalización, traslado
  • Incapacidad para caminar hasta el área del baño

Diagnóstico

Tendrá que proporcionar una historia completa de la salud de su mascota que conduzca a la aparición de los síntomas. Su veterinario le realizará un examen físico completo a su perro, incluyendo un perfil químico de la sangre, un conteo sanguíneo completo, un panel de electrolitos y un análisis de orina.

Las radiografías son cruciales para visualizar el abdomen y el tracto intestinal con el fin de determinar la gravedad de la impactación. Las imágenes por ultrasonido del abdomen pueden devolver imágenes más precisas. Su veterinario también puede elegir usar una colonoscopia (una herramienta de diagnóstico que se inserta en el colon para visualizar el interior) para diagnosticar e identificar una masa, estenosis u otra lesión colónica o rectal.

Tratamiento

Si su perro está deshidratado u obstruido (tiene dificultades para controlar el estreñimiento o no responde al tratamiento médico), deberá ser tratado como paciente interno. Se administrará terapia con fluidos, y si su perro está tomando algún medicamento que pueda estar causando el estreñimiento, se suspenderá o reemplazará.

La suplementación dietética con un agente formador de masa (como salvado, metilcelulosa, calabaza enlatada, psilio) a menudo es útil, aunque estos agentes algunas veces pueden empeorar la distensión fecal dentro del colon. Si esto ocurre, tendrá que cambiar a una dieta baja en residuos para su perro.

Después de que su médico haya determinado que su perro está suficientemente rehidratado, se procederá a la eliminación manual de las heces, con su perro bajo anestesia general. Si la impactación no es demasiado severa, los enemas pueden ayudar a aflojar o desalojar la impactación, pero generalmente, la impactación debe ser removida manualmente. Su veterinario puede hacer esto a mano o con fórceps. Si la afección ha sido crónica, es posible que el veterinario tenga que realizar un procedimiento quirúrgico para extirpar parte del colon. Este tipo de cirugía se conoce como colectomía subtotal y puede ser necesaria en casos de obstrucción recurrente o cuando las circunstancias sugieren que el colon ha sido dañado de manera irreversible.

Vivir y gestionar

Controle la frecuencia de la defecación y la consistencia de las heces de su perro al menos dos veces a la semana inicialmente, luego semanalmente o cada dos semanas. Póngase en contacto con su veterinario si nota heces muy duras y secas, o si su perro se está esforzando mientras defeca. La diarrea también es un motivo de preocupación, ya que puede llevar rápidamente a la deshidratación. Usted necesitará contactar a su veterinario también si usted lo nota. Para prevenir una recurrencia, alimente a su perro con una dieta aprobada por el veterinario y asegúrese de mantenerlo activo para que los músculos del intestino funcionen correctamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *