octubre 17, 2018

Envenenamiento por Aspirina en Perros

Toxicidad de la aspirina en perros

La aspirina, un medicamento antiinflamatorio no esteroide, tiene efectos beneficiosos que incluyen propiedades antiplaquetarias, antiinflamatorias y analgésicas. Sin embargo, también puede ser tóxico. Una vez ingerida, la aspirina forma ácido salicílico, que luego se distribuye por todo el cuerpo.

Por lo tanto, los dueños de perros deben seguir estrictamente las órdenes de su veterinario si usan aspirina por cualquier razón.

La condición o enfermedad descrita en este artículo médico puede afectar tanto a perros como a gatos. Si desea obtener más información sobre cómo esta enfermedad afecta a los gatos,

Envenenamiento por Aspirina en Perros

Síntomas y tipos

Una de las primeras señales notables es la pérdida de apetito. Otros signos incluyen vómitos, diarrea y hemorragia intestinal provocada por úlceras en el estómago y el intestino delgado. El sistema nervioso central se ve afectado y el perro puede tener problemas para caminar, parecer débil y descoordinado, o incluso colapsar. También puede ocurrir pérdida del conocimiento y muerte súbita.

Dado que los niveles no tóxicos pueden producir estos síntomas, los propietarios deben vigilar cualquier problema digestivo o cambio en el comportamiento al administrar aspirina a su perro por cualquier motivo médico. Si se ingiere una cantidad significativa de aspirina, se necesita tratamiento de emergencia.

Diagnóstico

Si usted sabe o sospecha que su perro ha ingerido aspirina, las pruebas de diagnóstico deben centrarse en la gravedad de la toxicidad. Se tomará una muestra de sangre para evaluar el recuento de células y la química sérica. Por lo general, el perro es anémico y tiene anomalías electrolíticas. También se puede tomar sangre adicional para evaluar su capacidad de coagulación.

Tratamiento

Los perros tratados dentro de las 12 horas con signos limitados de angustia pueden reducir la concentración de aspirina en el cuerpo mediante un tratamiento de descontaminación prescrito. Cuanto antes empiece este tratamiento, mejor. El veterinario también puede recomendarle que induzca el vómito en casa antes de venir a la clínica para recibir tratamiento. Al inducir el vómito o bombear el estómago (lavado gástrico), el veterinario extraerá la mayor cantidad de aspirina posible. Se puede administrar carbón activado después de vomitar para absorber la aspirina.

Los medicamentos que estimulan la curación o protegen el revestimiento gastrointestinal también se prescriben generalmente. Dependiendo del estado del perro, pueden ser necesarios líquidos y otros tratamientos de apoyo. La hospitalización y los análisis de sangre repetidos suelen ser necesarios hasta que el perro esté estable.

Vivir y gestionar

La aspirina tiene varios usos clínicos. Se puede prescribir como analgésico, antiinflamatorio, antiplaquetario y para bajar la temperatura corporal. Si la aspirina se utiliza para una afección crónica, como para evitar una obstrucción de los vasos sanguíneos (tromboembolia arterial), es importante seguir las instrucciones del veterinario, y puede ser necesario reducir o suspender la dosis de aspirina si el perro es susceptible a la toxicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *