noviembre 18, 2018

Diarrea (a largo plazo) en los perros

Diarrea Crónica en Perros

La diarrea crónica es un cambio en la frecuencia, consistencia y volumen de las heces del perro durante más de tres semanas. Comenzando en el intestino delgado o grueso, la diarrea puede ser secretoria (donde es muy acuosa) u osmótica (no acuosa), y se debe a varias razones, incluyendo dieta, enfermedad o infección.

La diarrea crónica puede afectar tanto a perros como a gatos.

Síntomas y tipos

Los síntomas que se encuentran cuando se origina en el intestino delgado pueden incluir:

  • Pérdida de peso
  • Vómitos
  • Volumen anormalmente grande de heces
  • La frecuencia de la defecación aumenta (2-4 veces al día)
  • Sonidos gaseosos del intestino
  • Heces negras y alquitranadas
  • Apetito muy abundante (debido a la mala digestión y absorción de los alimentos)

Los síntomas que se encuentran cuando se origina en el intestino grueso pueden incluir:

  • Volumen anormalmente pequeño de heces
  • La frecuencia de la defecación aumenta (más de 4 veces al día)
  • Sangre roja y brillante en las heces y el moco
  • Esfuerzo para defecar y urgencia para defecar
  • Dolor al defecar
  • Sonidos gaseosos del intestino

Causas

Las anomalías del intestino delgado que pueden causar diarrea incluyen

  • Enfermedades del intestino delgado
    • Enfermedad intestinal inflamatoria
    • Linfangiectasia (enfermedad de pérdida de proteínas)
    • Infecciones (por ejemplo, virales y bacterianas)
    • Parásitos (por ejemplo, Giardia)
    • Cáncer
    • Obstrucción parcial
    • Intestino delgado anormalmente corto
    • Úlceras estomacales y/o intestinales
  • Mala digestión
    • Enfermedad Pancreática
    • Enfermedad del hígado y/o de la vesícula biliar
  • Dieta
    • Intolerancia alimentaria o alergia
    • Sensibilidad al gluten (In Irish Setters)
  • Trastornos metabólicos
    • Enfermedad del hígado y/o de la vesícula biliar
    • Glándulas suprarrenales poco activas
    • Desecho de orina en la sangre
    • Toxinas o drogas
    • Apudoma (un tumor raro que segrega hormonas)

Las anomalías intestinales mayores que pueden causar diarrea incluyen……………

  • Enfermedad intestinal grave
    • Enfermedad intestinal inflamatoria
    • Infecciones (por ejemplo, virales y bacterianas)
    • Parásitos (por ejemplo, Giardia)
    • Cáncer
    • Causas no inflamatorias
  • Dieta
    • Cambios en la dieta
    • Baja en fibra en la dieta
    • Síndrome del intestino irritable
    • Indiscreción alimentaria o ingestión de materias extrañas

Diagnóstico

Su veterinario tratará de identificar el origen de la diarrea, el intestino delgado o grueso, tomando un historial completo de la salud de su perro y la aparición de los síntomas. Luego, el médico le realizará un examen físico completo al perro o puede realizar una endoscopia y tomar biopsias de los intestinos. Las muestras de materia fecal, los perfiles químicos de la sangre, los análisis de orina y los paneles de electrolitos también pueden ayudar en el diagnóstico.

Dependiendo de la causa subyacente de la diarrea, hay muchos otros exámenes que se pueden realizar. Por ejemplo, si su veterinario sospecha que tiene una enfermedad pancreática, le hará una prueba de función pancreática, mientras que las radiografías y ecografías abdominales se pueden usar para encontrar un objeto extraño en los intestinos. Otros exámenes pueden detectar la malabsorción intestinal, la función suprarrenal o los ácidos biliares séricos; estos ácidos se pueden identificar tomando muestras de sangre.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa subyacente. Su veterinario probablemente desparasitará a su perro en caso de que los parásitos sean responsables de la enfermedad. Si la enfermedad de su perro se debe a intolerancia dietética o alergias, su veterinario le recetará una dieta baja en grasas y digerible durante tres o cuatro semanas y un seguimiento para ver si la diarrea ha desaparecido. Si su perro está deshidratado, su veterinario le dará fluidoterapia. La cirugía puede ser necesaria si su perro tiene un tumor u obstrucción intestinal.

Vivir y gestionar

Si su perro no responde al tratamiento, llévelo al veterinario para que lo evalúe de nuevo. Muchas de las infecciones parasitarias y bacterianas que causan diarrea en los perros también pueden afectar a los humanos, así que tenga mucho cuidado al manipular a un perro que sufre de diarrea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *