diciembre 31, 2018

Desmayos en Perros

Síncope en perros

El síncope es el término clínico para lo que de otra manera se describe a menudo como desmayo. Esta es una condición médica que se caracteriza por una pérdida temporal del conocimiento y una recuperación espontánea.

La causa más común del síncope es una interrupción temporal en el suministro de sangre al cerebro que conduce a un deterioro en el suministro de oxígeno y nutrientes al cerebro. Otra causa importante de síncope en los perros es la enfermedad cardíaca que lleva a la interrupción del suministro de sangre al cerebro. El síncope es más común en perros mayores, especialmente Cocker spaniels, schnauzers en miniatura, pugs, dachshunds, boxers, y pastores alemanes.

Causas

  • Enfermedades del corazón
  • Tumor cardíaco
  • Estrés emocional
  • Emoción
  • Baja concentración de glucosa, calcio y sodio en la sangre
  • Enfermedades que llevan al engrosamiento de la sangre
  • Uso de ciertos medicamentos

El síncope situacional puede estar asociado con:

  • Tos
  • Defecación
  • Orinar
  • Tragar
  • Después de tirar del collar del perro

Diagnóstico

Aunque el síncope a menudo sólo causa pérdida temporal del conocimiento, el diagnóstico de la causa subyacente es importante para el paciente afectado, ya que la afección subyacente puede ser de naturaleza crónica y progresiva, o incluso puede ser potencialmente mortal.

Su veterinario tomará la historia clínica de su perro y le realizará un examen físico detallado. Los exámenes de laboratorio de rutina incluyen conteo sanguíneo completo, perfil bioquímico y análisis de orina.

Los resultados de estas pruebas a menudo están dentro de los rangos normales, pero si la hipoglucemia es la causa del síncope, el perfil bioquímico indicará niveles de glucosa en la sangre más bajos de lo normal. En estos pacientes también se mide la concentración de insulina. Es posible que se requieran exámenes adicionales en pacientes con niveles bajos de sodio o potasio en la sangre. Como la enfermedad cardíaca sigue siendo una de las causas importantes del síncope, se realizará un electrocardiograma (ECG) y una ecocardiografía para determinar si hay una enfermedad cardíaca subyacente.

Su veterinario también le pedirá que calcule la frecuencia cardíaca de su perro durante los episodios sincopicos en casa y puede recomendar la monitorización de ECG de 24 horas si se ha determinado que su perro tiene un problema cardíaco subyacente. Se realizará una tomografía computarizada (TC) de la cabeza y un análisis del líquido cefalorraquídeo (el líquido que baña el cerebro y la médula espinal) si se sospecha una enfermedad cerebral.

Tratamiento

El síncope es una condición temporal y reversible, con el perro recuperando el conocimiento poco después de un episodio de inconsciencia. Sin embargo, si la causa subyacente no se trata a tiempo, puede llevar a episodios recurrentes de síncope y agravamiento de otros síntomas relacionados con la enfermedad subyacente.

Si los efectos secundarios debidos a la medicación son responsables de los episodios sincopicos, su veterinario detendrá el uso de la medicación. Si los medicamentos son necesarios para la salud a largo plazo de su perro, su médico buscará otros medicamentos que puedan usarse sin los efectos secundarios perjudiciales.

Vivir y gestionar

Proteja a su perro de la exposición a los tipos de estímulos que pueden provocar un episodio de síncope. Si la causa es la insuficiencia cardíaca, se debe minimizar la actividad física para prevenir más estrés en el corazón. Además, el estrés y la excitación también pueden contribuir a un episodio de síncope y deben evitarse en la medida de lo posible. Tendrá que llevar a su perro a revisiones regulares hasta que se haya recuperado por completo.

Vigile de cerca a su perro en casa para detectar otro episodio de desmayo y llame a su veterinario inmediatamente si el perro comienza a mostrar síntomas de pérdida del conocimiento de nuevo. El pronóstico usual para los pacientes con enfermedad cardíaca relacionada con el síncope no es bueno. Sin embargo, para los pacientes que no tienen una afección no cardíaca subyacente al síncope, el pronóstico general es bueno, especialmente si la enfermedad primaria se trata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *