octubre 25, 2018

Degeneración de las células cerebrales en los perros

Distrofia Neuroaxonal en Perros

El término abiotrofia se utiliza para denotar la pérdida de función debido a la degeneración de células o tejidos sin razones conocidas. La distrofia neuroaxonal es un grupo de abiotropías hereditarias que afectan diferentes partes del cerebro en los perros. Rottweilers, collies, pastores alemanes, chihuahuas y boxeadores son algunas de las razas que se sabe que están predispuestas a este trastorno hereditario del cerebro.

Síntomas y tipos

Los síntomas dependen de la parte del cerebro afectada.

  • Movimientos descoordinados
  • Colocación anormal de las extremidades al caminar
  • La fuerza en las extremidades suele ser normal en los pacientes afectados
  • Temblor leve de cabeza y cuello
  • Otros síntomas nerviosos

Causas

  • Sin causa conocida – idiopático
  • Factores hereditarios

Diagnóstico

Tendrá que dar una historia completa de la salud de su perro, incluyendo antecedentes y una descripción de la aparición de los síntomas. Después de tomar una historia clínica completa, el veterinario llevará a cabo un examen físico completo. Los exámenes de laboratorio incluyen un conteo sanguíneo completo (CSC), perfil bioquímico y análisis de orina. Los resultados de estas pruebas de laboratorio de rutina están generalmente dentro de los rangos normales. El diagnóstico de la distrofia neuroaxonal generalmente se realiza mediante un diagnóstico diferencial. Es decir, excluyendo otras enfermedades y condiciones hasta que se establezca la causa correcta de la condición. Por lo general, se hace un diagnóstico concreto durante la autopsia de los pacientes afectados.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para alterar el curso de esta enfermedad.

Vivir y gestionar

La actividad está restringida en los gatos afectados para prevenir caídas. Esta enfermedad no es necesariamente mortal, pero puede llevar a la incapacidad de los gatos afectados. Observe la actividad de su gato y haga lo que pueda para asegurarse de que no se lastime en caídas evitables, como en las piscinas y escaleras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *