agosto 26, 2020

Cáncer de páncreas (insulinoma) en perros

Insulinoma en perros

Los insulinomas son neoplasias malignas, células cancerosas de rápido crecimiento, de las células beta del páncreas. Las células beta secretan principalmente insulina, entre otras hormonas. La insulina produce una variedad de efectos en el cuerpo, el principal de los cuales es regular los niveles de glucosa en todas las células del cuerpo. Debido a que los insulinomas secretan insulina en exceso, el flujo sanguíneo se vuelve bajo en glucosa (una condición conocida como hipoglucemia), lo que causa debilidad o problemas neurológicos.

Síntomas y tipos

El síntoma más común de un insulinoma es el colapso físico o la pérdida de conciencia (síncope). También son comunes las convulsiones, la debilidad extrema y otras anomalías neurológicas. Debido a que la insulina se libera periódicamente, los síntomas no son consistentes y la frecuencia no es necesariamente predecible.

Diagnóstico

Si su perro se colapsa y una muestra de sangre indica una glucosa baja, se sospechará que se trata de un insulinoma y su veterinario tendrá que realizar más pruebas para confirmarlo. Sin embargo, es posible que sea necesario tomar múltiples muestras de sangre durante un período de tiempo para determinar si existe una concentración baja y persistente de glucosa. Su médico necesitará determinar la concentración de insulina en la concentración de glucosa más baja. Es esencial que no le dé comida a su perro antes de realizar las pruebas para determinar los verdaderos niveles de glucosa; su veterinario le aconsejará sobre la forma adecuada de realizar estos ayunos a corto plazo para su perro.

Una relación insulina:glucosa modificada (AIGR) puede ser útil cuando el nivel de insulina de su perro es bajo, pero aún está en el rango normal. En este tipo de casos, se sigue sospechando que existe un insulinoma. Si el nivel de insulina es inapropiadamente alto para el nivel de glucosa disminuido, el insulinoma puede estar todavía presente.

El ultrasonido, la tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética (RM) pueden ser útiles para determinar la extensión del tumor pancreático y su grado de metástasis. Normalmente los insulinomas no hacen metástasis en los pulmones; sin embargo, las radiografías de tórax pueden indicar otras neoplasias como causa de la disminución persistente de la glucosa. La escintigrafía, una forma de diagnóstico por imágenes que utiliza isótopos radioactivos para identificar el tejido anormal, también se puede utilizar para identificar la ubicación de los insulinomas primarios y la metástasis.

Tratamiento

Si su perro ha sufrido un colapso o tiene convulsiones debido a un insulinoma, el tratamiento médico de emergencia suele consistir en la administración inmediata de glucosa. Para el tratamiento en casa de colapsos o convulsiones repentinos, se puede administrar jarabe de maíz como solución temporal para aumentar los niveles de glucosa. Pero seguirá siendo necesaria la atención médica, por lo que es fundamental consultar a un veterinario. El veterinario también puede administrar a su perro glucosa que contenga líquidos y/o esteroides para contrarrestar los efectos de la insulina.

Si el estado de salud de su perro, junto con las imágenes del tumor, indica un valor potencial de la cirugía, normalmente se recomendará la extirpación del tumor. La hipoglucemia puede resolverse extirpando la parte del páncreas que tiene el tumor. Sin embargo, si hay metástasis significativas o células tumorales funcionales en el resto del páncreas, seguirá siendo necesario un tratamiento adicional. Asimismo, si los tumores están generalizados, o si hay otros problemas de salud, se puede aconsejar el tratamiento médico como modo principal de tratamiento.

La prednisolona es un esteroide que estimula la formación de glucosa y suele ser una piedra angular del tratamiento médico. Otros medicamentos que pueden utilizarse para tratar el insulinoma incluyen:

  • Diazoxide
  • Octreotida
  • Glucagón
  • Los agentes quimioterapéuticos, como la estreptozocina

El control dietético se utiliza frecuentemente junto con otros tratamientos. De hecho, puede reducir al mínimo la cantidad de medicación o la necesidad de tratamientos adicionales, alimentando a su perro con pequeñas y frecuentes cantidades de proteínas moderadas, alimentos bajos en azúcar y alimentos ricos en carbohidratos complejos. Clínicamente, la técnica dietética más importante es la frecuencia de las comidas. Esencialmente, esta técnica se utiliza para limitar las fluctuaciones de la insulina que instigan los episodios hipoglucémicos. El objetivo final es controlar los síntomas de la hipoglucemia. Su veterinario le ayudará a desarrollar un plan de dieta viable para su perro.

Vivir y gestionar

La cirugía, junto con las precauciones dietéticas, puede disminuir drásticamente los síntomas de hipoglucemia e insulinoma de su perro. Sin embargo, en muchos casos será necesario un tratamiento médico continuo y un control de la dieta. Se necesitarán chequeos frecuentes para controlar esta condición y para determinar si el progreso se está realizando en una dirección positiva. Se evaluará el éxito de los tratamientos y se ajustará el tipo de tratamiento en función de los síntomas de su perro y de si alguna de las afecciones ha vuelto a aparecer.

Ver también

páncreas

Una glándula que ayuda en las funciones digestivas y de insulina

esteroides

El término para un tipo de medicamento que impacta la inmunidad, el metabolismo, las características sexuales y otros elementos similares de un ser vivo.

síncope

Desmayos; los sistemas respiratorio y circulatorio se suspenden por un tiempo

metastatizar

La ocurrencia o invasión de patógenos lejos del punto donde originalmente ocurrieron

metástasis

El crecimiento de los patógenos lejos del sitio original de la enfermedad

insulina

Una hormona creada por el páncreas que ayuda a regular el flujo de la glucosa

maligno

Algo que se vuelve peor o que amenaza la vida a medida que se extiende

hipoglucemia

Cantidades bajas de glucosa en la sangre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *