octubre 16, 2018

Anemia debida a glóbulos rojos deformados en los perros

Anemia metabólica (anemias con glóbulos rojos espiculados) en perros

La anemia metabólica en los perros se produce como resultado de cualquier enfermedad subyacente relacionada con el riñón, el hígado o el bazo por la que se modifica la forma de los glóbulos rojos (glóbulos rojos). Normalmente, los glóbulos rojos (glóbulos rojos) en los perros tienen forma de discoide bicóncava, pero en la anemia metabólica, esta forma se pierde y se vuelven anormalmente alargados y rotos, con proyecciones en forma de dedo llamadas espículas que salen de la superficie de los glóbulos rojos. Estas anomalías hacen que los glóbulos rojos no funcionen y, si no se tratan, pueden provocar anemia en los perros afectados.

Síntomas y tipos

No hay síntomas específicos relacionados con la anemia metabólica en los perros. Sin embargo, pueden estar presentes los síntomas relacionados con la enfermedad del riñón, hígado o bazo responsable de la anemia metabólica.

Causas

  • Cualquier enfermedad del riñón, hígado o bazo
  • El hemangiosarcoma (cáncer maligno) del hígado con frecuencia se considera una causa común.

 

Diagnóstico

Su veterinario le realizará un examen físico completo a su perro, incluyendo pruebas de laboratorio. Se realizará un perfil sanguíneo completo, un perfil bioquímico, un recuento sanguíneo completo y un análisis de orina. Los resultados de todas estas pruebas proporcionarán información valiosa para el diagnóstico de esta enfermedad. Estas pruebas también proporcionarán pistas importantes para diagnosticar la enfermedad subyacente del riñón, hígado o bazo, que puede ser responsable de la anemia metabólica. Las radiografías y el ultrasonido ampliarán la capacidad de su veterinario para evaluar las estructuras del hígado, los riñones y el bazo.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para la anemia metabólica. Una vez que la enfermedad subyacente ha sido diagnosticada, su veterinario comenzará el tratamiento apropiado. El tratamiento de la enfermedad subyacente generalmente resuelve la anormalidad.

Vivir y gestionar

Tendrá que volver a visitar a su veterinario para comprobar el progreso. En cada visita, es posible que sea necesario repetir ciertas pruebas de laboratorio para poder seguir el estado actual de la enfermedad y el nivel de mejora de su perro. Siga las pautas de su veterinario con respecto a la medicación, la nutrición y el manejo de su perro durante el período de recuperación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *