octubre 21, 2018

Sangre en la orina en los perros

Hematuria en perros

La hematuria es una afección que hace que la sangre caiga en la orina y que puede indicar un proceso de enfermedad subyacente grave. La hematuria familiar (una afección en la que la sangre en la orina corre en ciertas familias de animales) suele estar implicada en perros jóvenes, mientras que el cáncer es la causa habitual en perros mayores. Las mujeres están en mayor riesgo que los hombres de contraer infecciones del tracto urinario que conducen a la presencia de sangre en la orina.

Síntomas

Los síntomas de la hematuria incluyen sangre en la orina, un signo en sí mismo. Se observará orina teñida de rojo, con o sin micción frecuente anormal. En pacientes con cáncer, se puede palpar una masa durante el examen físico. En los perros machos se puede sentir una glándula prostática agrandada y/o dolorosa durante el examen físico, y el dolor abdominal será evidente en algunos pacientes.

Los pacientes con un trastorno de coagulación sanguínea pueden presentar hemorragias cutáneas subdérmicas, afecciones conocidas como petequias y equimosis, que aparecen como hematomas. Estas manchas descoloridas se indicarán por medio de parches redondos, morados y no levantados en la piel.

Causas

  • Las causas sistémicas generalmente se deben a coagulopatía (coagulación)
  • Bajo número de plaquetas o trombocitos en la sangre (una afección conocida como trombocitopenia)
  • Las enfermedades del tracto urinario superior son causadas por la inflamación de los vasos sanguíneos (conocida como vasculitis).
  • Tracto urinario superior: los riñones y los uréteres:
  • Enfermedad estructural o anatómica, como enfermedad renal quística y enfermedad renal familiar
    • Enfermedades metabólicas, como cálculos renales
    • Neoplasia
    • Enfermedades infecciosas
    • Nefritis
    • Causas idiopáticas
    • Trauma
  • En el tracto urinario inferior:
    • Enfermedades infecciosas
    • Enfermedad inflamatoria en el riñón
    • Causa desconocida
    • Trauma
  • Tracto urinario inferior – vejiga y uretra:
    • Los problemas estructurales o anatómicos, como las malformaciones de la vejiga, están implicados en la aparición de la hematuria.
    • Las causas metabólicas, como los cálculos, son posibles
    • Neoplasia
  • Enfermedades infecciosas (como las bacterianas, fúngicas y virales):
    • Causas idiopáticas
    • Trauma
    • La quimioterapia puede provocar hematuria
    • Causa desconocida
    • Trauma
  • Los problemas que involucran los genitales incluyen condiciones metabólicas:
    • Ciclo de calor o celo
    • Neoplasia
    • Cáncer o tumores
    • Enfermedades infecciosas, como las causadas por bacterias y hongos
    • Enfermedad inflamatoria
    • Trauma

Diagnóstico

Tendrá que dar una historia completa de la salud de su perro, incluyendo un historial de antecedentes de síntomas y posibles incidentes que puedan haber precipitado esta condición. La historia que usted proporcione puede darle a su veterinario pistas sobre qué órganos están causando los síntomas secundarios. Su veterinario le realizará un examen físico completo a su perro, con un perfil sanguíneo completo, incluyendo un perfil sanguíneo químico, un conteo sanguíneo completo y un análisis de orina. En los perros machos, el examen de una muestra de eyaculación ayudará a identificar la enfermedad prostática.

Los diagnósticos diferenciales para la orina teñida de sangre incluirán otras causas de decoloración de la orina. Las pruebas comunes de tiras reactivas en orina para sangre están diseñadas para detectar glóbulos rojos, hemoglobina o proteína. También se considerará la dieta. Si está complementando la dieta de su perro con vitaminas o cualquier otra cosa diferente a una dieta regular de croquetas, tendrá que compartir esto con su veterinario, ya que dosis sustanciales de vitamina C (ayuda ascórbica) pueden causar resultados falsos negativos en las tiras reactivas.

La ecografía, la radiografía y la radiografía de contraste pueden ser útiles para obtener un diagnóstico. Si se indica la presencia de alguna lesión en la masa, puede ser necesaria una biopsia para un diagnóstico definitivo. Una vaginoscopia en las perras, o una cistoscopia en los perros macho descartarán neoplasias y problemas del tracto urinario inferior.

Tratamiento

El tratamiento de la hematuria dependerá de las enfermedades primarias o asociadas que son la causa subyacente de la afección. La infección urinaria puede estar asociada con otra enfermedad que involucre las vías urinarias, como el cáncer, o cálculos en las vías urinarias (urolitiasis). O bien, la hematuria puede ser causada por una afección que involucra al cuerpo en general, como una producción excesiva de esteroides por parte de las glándulas suprarrenales, o diabetes. Una condición sistémica generalizada necesitará ser tratada antes de que la hematuria pueda ser resuelta.

La cirugía puede estar indicada para casos con cálculos en el tracto urinario, neoplasia y lesiones traumáticas en el tracto urinario. Las transfusiones de sangre pueden ser necesarias si su perro tiene un recuento de glóbulos rojos muy bajo. Se utilizarán líquidos para tratar la deshidratación y antibióticos para tratar infecciones del tracto urinario y enfermedades generalizadas debidas a bacterias en la sangre (bacteriemia). La urolitiasis y la insuficiencia renal pueden requerir modificación de la dieta para prevenir una recaída.

Si su perro sufre de un trastorno de coagulación, se puede utilizar el anticoagulante heparina para controlarlo.

Vivir y gestionar

Debido a que la hematuria puede indicar un proceso de enfermedad subyacente grave, el tratamiento continuo dependerá de las enfermedades primarias o asociadas que estén relacionadas con ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *