octubre 5, 2020

Quemaduras y escaldaduras en los gatos

Cuando piensas en quemaduras, normalmente piensas en tocar algo muy caliente o en llamas. La escaldadura es ser quemado por líquidos calientes. Las quemaduras, mientras tanto, también pueden ser de causas químicas o eléctricas.

Las víctimas de quemaduras suelen tener otros problemas como el shock o la inhalación de humo. Los gatos pueden ser tratados, pero cuanto más extensas sean las quemaduras, más complicado será el tratamiento. De hecho, algunas quemaduras son lo suficientemente graves como para que la eutanasia sea la única opción humana.

Qué hay que tener en cuenta

Los gatos son más propensos a sufrir quemaduras en los pies al caminar sobre superficies calientes, como encimeras de cocina o carreteras recién alquitranadas, o sobre superficies tratadas con productos químicos, como la lejía. También pueden sufrir quemaduras en la espalda por cosas calientes que caen sobre ellos, como salpicaduras de grasa. Las orejas y la nariz pueden sufrir quemaduras de sol, especialmente si estas áreas son blancas.

Las quemaduras se clasifican en función de la profundidad del daño en la piel:

  • Las quemaduras de primer grado enrojecerán la piel, pero todas las capas de la piel están intactas. El cabello puede estar chamuscado o faltar. Habrá un poco de dolor o molestia menor.
  • Las quemaduras de segundo grado se caracterizan por la presencia de ampollas además del enrojecimiento, lo que indica que se han dañado varias capas de la piel. También hay más dolor.
  • Las quemaduras de tercer grado atraviesan todo el grosor de la piel y dañan el tejido de debajo. La piel de los bordes puede estar ennegrecida (escara).
  • Los gatos con quemaduras de segundo y tercer grado corren el riesgo de sufrir un shock, infección y deshidratación. Si las quemaduras son por productos químicos y el gato lame el producto químico, el gato puede mostrar signos relacionados con la ingestión del producto químico. Si las quemaduras son por fuego, puede haber problemas respiratorios por la inhalación de humo.

    Causa principal

    La mayoría de las quemaduras son de origen térmico (objetos calientes) o químico.

    Cuidado inmediato

    Si puede hacerlo con seguridad, es mejor comenzar el tratamiento de las quemaduras en casa. Envolver al gato en una toalla puede ayudar a sujetarlo mientras lo trata.

    Para las quemaduras térmicas:

    • Las quemaduras de primer y segundo grado deben ser enjuagadas con mucha agua fría durante unos 20 minutos. Esto se puede lograr cubriendo el área con un paño húmedo y vertiendo agua suavemente sobre el paño, o sumergiendo el área quemada en agua fría. A los gatos no les gusta el agua pulverizada, así que evítenlo si es posible.
    • Para quemaduras de primer grado, una vez que la mayor parte del calor se ha disipado de la zona, palmee suavemente la zona con una toalla seca para absorber el exceso de agua; no frote la zona, ya que eso puede dañar la piel. Se puede aplicar gel de aloe vera en la zona en pequeñas cantidades. No use mantequilla u otros ungüentos, ya que no ayudarán y pueden empeorar las cosas.
    • Para quemaduras de segundo grado, su gato necesitará ser visto por su veterinario, así que deje el paño húmedo en su lugar mientras viaja a su veterinario.
    • Para quemaduras de tercer grado, el gato probablemente comenzará a entrar en shock. Cubra las áreas más quemadas con un paño húmedo, luego envuelva a su gato en una toalla o manta seca y llévelo al veterinario lo antes posible.

    Para quemaduras químicas:

    • Protéjase usando guantes, gafas y otros equipos de seguridad.
    • Use agua para enjuagar el químico. Si el producto químico es a base de aceite, utilice un poco de líquido de cocina para ayudar a eliminar el producto químico de las quemaduras de primer y segundo grado; asegúrese de enjuagar el jabón después. Dado que los gatos odian el agua pulverizada, es mejor colocar al gato en un cubo lleno de agua y cambiar el agua cada pocos minutos, o colocar al gato en un cubo vacío y verter suavemente el agua sobre el gato.
    • Para quemaduras de tercer grado, mantenga el área quemada cubierta con un paño húmedo tanto como sea posible para evitar que más producto químico penetre en la herida.
    • Una vez que el producto químico haya sido lavado lo más posible, cubra el área quemada con un paño fresco y húmedo, envuelva a su gato en una toalla seca y llévelo al veterinario.
    • Lleve el envase o la etiqueta a la oficina del veterinario o al hospital de emergencia; esto les ayudará a identificar el producto químico y a proporcionar un tratamiento específico.

    Cuidado veterinario

    Diagnóstico

    El diagnóstico se basa en la información que usted proporciona y en el examen del gato. Es posible que se necesiten pruebas adicionales si se sospecha de inhalación de humo o ingestión de productos químicos.

    Tratamiento

    El área quemada será afeitada y limpiada según sea necesario. Si hay inhalación de humo, ingestión de químicos, shock u otros problemas, su veterinario comenzará el tratamiento para esos también. El veterinario priorizará los problemas de su gato y tratará primero los más graves. El tratamiento específico para las quemaduras incluirá lo siguiente:

  • Las quemaduras de primer grado a menudo se tratan en casa o con una sola visita al veterinario.
  • Las quemaduras de segundo grado pueden o no requerir vendajes. Normalmente se recetan antibióticos y analgésicos, y posiblemente un ungüento tópico. Si se utilizan vendas, éstas se cambiarán con frecuencia hasta que las ampollas estén suficientemente curadas.
  • Las quemaduras de tercer grado requerirán hospitalización. Lo más probable es que se le coloque al gato líquidos intravenosos (IV) para contrarrestar el shock y la pérdida de fluidos de la zona quemada. Se administrarán antibióticos y medicamentos para el dolor. Se vendará la zona quemada para evitar la infección de la piel y acelerar la curación. Los vendajes se cambiarán diariamente al principio, y se limpiará y desbridará (se quitará el tejido muerto) cada vez. Esto puede requerir sedación. Su gato probablemente permanecerá en el hospital durante varios días hasta que todo el tejido debajo de las vendas parezca saludable. Todavía habrá muchos cuidados que serán necesarios en casa después de que su gato sea dado de alta.
  • Otras causas

    Los gatos también pueden sufrir quemaduras eléctricas y quemaduras solares (un tipo de quemadura actínica o por radiación). Estas son tratadas de manera similar a las quemaduras térmicas.

    Vivir y gestionar

    Algunos de los daños causados por las quemaduras pueden tardar uno o dos días en hacerse evidentes. Si su gato no está hospitalizado, debe vigilarlo cuidadosamente para detectar signos de empeoramiento de la zona quemada o de otros problemas de salud.

    La parte más difícil de la atención en casa serán los vendajes. Es muy importante que se mantengan limpias y secas en todo momento. No deje que su gato mastique, lama o rasque las vendas o el área quemada. Un collar isabelino puede ayudar a conseguirlo. Los cambios de vendas deben hacerse según lo previsto. Si nota alguna rozadura, olor o secreción, o la herida se ve peor con cualquier cambio de vendaje, su gato necesita ser visto por su veterinario. Es posible que algunos de los cambios iniciales de vendaje deban hacerse en el consultorio del veterinario bajo sedación.

    Las quemaduras de tercer grado pueden tardar un mes o más en curarse; es importante cumplir con el programa de tratamiento que su veterinario le prescriba durante todo el tiempo de curación. Algunas quemaduras son lo suficientemente extensas como para requerir injertos de piel, pero estos no se hacen hasta que todo el tejido subyacente esté curado.

    Prevención

    Hay muchas cosas alrededor de la casa y afuera que podrían quemar accidentalmente a su gato. Tome todas las precauciones posibles para evitar que su gato entre en contacto con estos peligros.

    intacto

    Denota un animal que todavía es capaz de reproducirse o está libre de cortes y rasguños

    eutanasia

    Inducir la muerte de un animal o ponerlo a dormir

    deshidratación

    Una condición médica en la que el cuerpo ha perdido líquido o agua en cantidades excesivas

    desbridamiento

    Retirar tejido o materia extraña; retirar tejido dañado o contaminado.

    ¿Tiene preguntas o quiere compartir su opinión?

    Haga clic aquí para crear un tema en nuestro foro (PetW.org)