septiembre 13, 2020

Lesión en la pierna delantera de los gatos

Avulsión del plexo braquial en gatos

Los gatos pueden experimentar un problema en los miembros delanteros después de sufrir una lesión debido a un salto, un accidente de tráfico, una caída traumática o después de quedar atrapados en algo. Se aconseja una atención médica inmediata, ya que la posibilidad de una lesión de la médula espinal u otro daño grave en el cuerpo requerirá que se realice un examen y una evaluación adecuados. Las lesiones en el miembro anterior se denominan a veces avulsión del plexo braquial.

Síntomas y tipos

Los gatos que experimentan esta condición a menudo exhiben debilidad muscular, ausencia de percepción de dolor, pérdida de movimiento en los hombros y la incapacidad de poner peso en sus patas.

Causas

Las causas más comunes de lesiones en las patas delanteras son los accidentes de tráfico, las caídas graves o cuando los gatos se quedan atrapados en o sobre algo mientras saltan o exploran.

Diagnóstico

Se pueden utilizar imágenes de resonancia magnética (MRI) y tomografías computarizadas (CT) para examinar el cuerpo de su gato en busca de lesiones internas. El veterinario buscará lesiones en la médula espinal o cualquier otro problema neurológico asociado.

Tratamiento

El tratamiento se basará en la gravedad de la lesión. La respuesta más común es vendar la pata delantera y protegerla de más lesiones. Comúnmente se administran medicamentos antiinflamatorios para disminuir la hinchazón, y se recetarán analgésicos si su gato parece estar sufriendo. A veces es necesario amputar las lesiones que no pueden repararse, o en circunstancias en las que la lesión pone en peligro la vida.

Vivir y gestionar

Después del tratamiento, se recomienda la monitorización clínica de su gato para poder evaluar las mejoras en el lugar de la lesión. Una de las sugerencias más comunes es confinar y herir al gato para que no se complique más la lesión. Se puede utilizar un área cerrada, o jaula, para animar a su gato a descansar y para asegurar que la lesión se cure completamente. También se recomienda envolverlo en un pañuelo protector, o atarlo, para mantener la extremidad en su lugar. Se puede prescribir fisioterapia para recuperar la fuerza muscular durante la rehabilitación, una vez que haya pasado la gravedad inicial de la lesión. Es importante observar el comportamiento de su gato después del tratamiento, ya que existe la posibilidad de infección si el gato frota sus patas repetidamente contra el suelo. Además, es importante disuadir a su gato de mutilarse a sí mismo en un intento de detener el dolor y las sensaciones de curación asociadas (p. ej., picor). En la mayoría de los casos, la lesión se resolverá a los pocos meses del pronóstico y el tratamiento iniciales.

Prevención

Debido a que los animales pueden resultar heridos incluso cuando hacen cosas aparentemente inofensivas, e incluso en los hogares más seguros, no existen realmente medidas preventivas para este problema médico. Mantener a su gato en el interior, o con una correa mientras está al aire libre, contribuirá en gran medida a la prevención de los accidentes de tráfico o medioambientales.

pronóstico

La predicción del resultado de una enfermedad por adelantado

plexo

Una red de nervios y vasos que se cruzan entre sí

braquial

Refiriéndose al brazo

avulsión

El desgarro o la ruptura de una parte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *