octubre 5, 2020

Deshidratación en los gatos

La deshidratación se produce cuando hay una pérdida excesiva de fluidos del cuerpo del gato. No sólo se pierde agua, sino también electrolitos como el sodio, el potasio y el cloruro, que son importantes para el funcionamiento normal del cuerpo.

La deshidratación suele ser un síntoma de otra enfermedad, una que la empeora mucho más. La rehidratación (reemplazar el agua y los electrolitos) se convierte así en una parte importante de muchos planes de tratamiento.

Qué hay que tener en cuenta

El signo clásico de deshidratación es la piel acampanada. Si tomas una pizca de piel sobre los hombros del gato y la levantas suavemente, la piel debería volver a su lugar cuando se suelte. A medida que el gato se deshidrata más, la piel vuelve a su lugar más y más lentamente. Si el pellizco de piel se mantiene arriba (la «tienda»), es un signo de deshidratación grave. El gato debe ser visto por un veterinario inmediatamente.

Otros signos que pueden observarse son:

  • Encías secas y pegajosas
  • Desamparo
  • Negativa a comer
  • Síntomas relacionados con el problema de salud subyacente

Causa principal

La ingesta inadecuada de agua o la pérdida excesiva de agua provocan deshidratación. Los vómitos, la diarrea, la fiebre, los traumas, la insolación, la diabetes y otras enfermedades pueden conducir a la deshidratación.

Cuidado inmediato

Dado que la mayoría de los casos de deshidratación son el resultado de otro problema, esa cuestión debe ser atendida directamente. Si el gato es capaz de beber, póngalo en un lugar fresco y tranquilo con agua fresca. Se puede animar a los gatos a beber utilizando una fuente de agua para gatos, poniendo el jugo de atún o salmón enlatado en el agua, o utilizando un agua con sabor a carne y un suplemento de electrolitos disponible en algunas tiendas de mascotas.

Si está familiarizado con la técnica de administrar líquidos por vía subcutánea (bajo la piel) y tiene los suministros adecuados, puede darle a su gato adulto medio hasta 300 ml de solución de anillos lactantes bajo la piel. No lo haga en casos de quemaduras o traumas. Si no está seguro del tipo de fluido correcto que debe usar o de la cantidad que debe administrar, póngase en contacto con su veterinario.

Cuidado veterinario

Diagnóstico

La historia de su gato, la piel que se acampa y las encías secas y pegajosas son los parámetros usados por su veterinario para determinar la deshidratación. En algunos casos se pueden hacer análisis de sangre para confirmar la deshidratación. Su veterinario también realizará los exámenes necesarios para determinar qué problema médico puede haber causado la deshidratación.

Tratamiento

Dependiendo de la causa y la gravedad de la deshidratación, el veterinario puede administrar líquidos bajo la piel, lo que sólo lleva unos minutos, o bien hospitalizar al gato y administrarle líquidos por vía intravenosa durante 1 ó 2 días. Su veterinario también comenzará el tratamiento para el problema subyacente que causó la deshidratación de su gato.

Otras causas

La insatisfacción con el agua o el cuenco de agua puede impedir que su gato beba. El confinamiento accidental en un lugar sin acceso al agua también puede resultar eventualmente en la deshidratación.

Prevención

Asegúrate de que tu gato tenga fácil acceso a mucha agua fresca. Algunos gatos prefieren el agua corriente. Por lo tanto, invertir en una fuente de agua diseñada para gatos puede valer la pena. Algunos gatos tienen bigotes sensibles y preferirán beber de un cuenco ancho y relativamente poco profundo que no roce sus bigotes.

de mal gusto

El término para un animal en malas condiciones físicas

deshidratación

Una condición médica en la que el cuerpo ha perdido líquido o agua en cantidades excesivas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *