octubre 10, 2020

Deshidratación en los caballos

La deshidratación se produce cuando hay una pérdida excesiva de agua en el cuerpo del caballo. Generalmente debido al ejercicio extenuante o a largos períodos de diarrea, esta pérdida de agua y electrolitos – minerales como el sodio, el cloruro y el potasio – es una emergencia grave que puede llevar a una insuficiencia renal si el caballo no se rehidrata rápidamente.

Síntomas y tipos

La piel de un caballo pierde su elasticidad cuando se agotan sus niveles de fluidos o electrolitos. Una forma fácil de identificar esto es pellizcar un pliegue de piel a lo largo del lomo del caballo. La piel de un caballo deshidratado se mantendrá en una cresta, mientras que la piel sana debe volver a su lugar con suavidad. Otros signos de deshidratación incluyen:

  • Letargo
  • Depresión
  • La falta de claridad en los ojos…
  • Piel y boca secas
  • Saliva espesa y pegajosa
  • El alto nivel de proteínas en la sangre

Causas

La pérdida excesiva de líquidos y electrolitos debido a la diarrea o al ejercicio extenuante puede causar deshidratación, así como una temperatura corporal anormalmente alta (hipertermia) o fiebre. Algunas otras causas de la deshidratación incluyen:

  • Carreras de larga distancia
  • Eventos atléticos
  • Paseos por el sendero…
  • Quemaduras graves
  • Endotoxemia (enfermedad que causa insuficiencia renal)
  • Colitis-X (enfermedad que causa diarrea acuosa y shock hipovolémico)
  • Choque anafiláctico (choque desencadenado por una reacción alérgica)

Diagnóstico

El veterinario hará varios análisis de sangre para determinar si el caballo está deshidratado. Tales pruebas identificarán una reducción en el contenido de agua de las células de los tejidos del caballo examinando la cantidad de proteína en la sangre y el volumen de sangre en sí mismo. El examen de la orina del animal también ayudará en el diagnóstico y puede revelar problemas secundarios que se han producido en los riñones.

Tratamiento

La administración de fluidos y soluciones electrolíticas es vital para tratar y estabilizar a los caballos que sufren de deshidratación. Sin embargo, busque el consejo de su veterinario, ya que estas dosis requieren experiencia médica: la administración excesiva de fluidos puede llevar a una condición llamada intoxicación por agua.

Generalmente, un veterinario administrará la solución electrolítica por vía oral y, en casos graves, puede ser necesario inyectar fluidos por vía intravenosa al caballo. El método que se elija depende de la actitud, el temperamento y la salud del animal deshidratado. Después de que el equilibrio de electrolitos se devuelve a la «zona segura», se puede tratar cualquier otro problema que pueda haber causado la deshidratación.

Prevención

El agua es la fuerza vital de todos los seres vivos y si se empuja a los caballos hasta el punto del agotamiento sin oportunidad de rehidratarse, podría ser perjudicial para la salud del caballo, incluso causándole la muerte. Por lo tanto, seguir prácticas de manejo sencillas como proporcionar siempre agua fresca y limpia adecuada a sus caballos podría prevenir la deshidratación.

Fallo renal…

El fracaso de los riñones para realizar sus funciones adecuadas

hipertermia

La alta temperatura corporal

deshidratación

Una condición médica en la que el cuerpo ha perdido líquido o agua en cantidades excesivas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *